Aragonès anuncia un acuerdo con los comunes para aprobar los Presupuestos

·3 min de lectura
El president de la Generalitat, Pere Aragonès, en una foto de archivo. (Photo: David Zorrakino/Europa Press via Getty Images)
El president de la Generalitat, Pere Aragonès, en una foto de archivo. (Photo: David Zorrakino/Europa Press via Getty Images)

El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, ha anunciado este lunes a su Govern que ha alcanzado un acuerdo in extremis con los comunes para salvar la tramitación de los presupuestos catalanes para 2022. En la otra cara de la moneda, Esquerra facilitará la aprobación de las cuentas municipales de Barcelona, gobernada por Ada Colau.

Así lo ha avanzado Aragonès, según un comunicado de la Generalitat, en la reunión extraordinaria del Govern convocada para este lunes a las 8:30 horas, antes de que a las dos de la tarde arranque en el Parlament el debate de totalidad de los presupuestos.

El pacto se produce poco más de una hora antes de que finalice el plazo para retirar las enmiendas a la totalidad a las cuentas, por lo que este lunes en el pleno los Presupuestos superarán la primera tramitación. Además, el líder de ERC en el Ayuntamiento de Barcelona, Ernest Maragall, ha anunciado que su grupo facilitará la aprobación de los presupuestos del Ayuntamiento de Barcelona elaborados por el Gobierno de Ada Colau a cambio del aval de los comunes a la tramitación de las cuentas de la Generalitat para 2022.

Tras el rechazo de la CUP a retirar su enmienda a la totalidad y la negativa de Aragonès a negociar con el PSC, el president ha encontrado en los comunes su única tabla de salvación para superar la admisión a trámite de las cuentas, aunque ahora el escollo a resolver son las reticencias de JxCat a aceptar un acuerdo presupuestario que rompe el bloque de la mayoría independentista.

El recelo de Junts por “alterar la mayoría de la investidura”

La negociación entre el Govern y los comuns ha sido vista con recelo desde las filas de Junts, que han pedido continuar con las negociaciones con la CUP incluso cuando los cupaires decidieron el sábado mantener el veto a las cuentas.

Durante las negociaciones del fin de semana con los comuns, pese a que se esperaba la representación gubernamental de Junts, no se presentaron en el encuentro que mantuvieron los equipos técnicos el domingo por la tarde para tratar de alcanzar un acuerdo.

De hecho, el secretario general de Junts, Jordi Sànchez, criticó las demandas de los comuns, que solicitaban un giro de 180 grados en las cuentas, cuando para los de Puigdemont el proyecto diseñado por el conseller de Economía, Jaume Giró, son “unos buenos Presupuestos”.

Además, aseguró que los comunes querían que el acuerdo de Presupuestos de la Generalitat incluyera un pacto para sacar adelante las finanzas públicas del Ayuntamiento, algo que rechaza: “No vamos a entrar en este tipo de intercambios. No es responsable”.

La vicepresidenta de Junts y diputada en el Parlament, Elsa Artadi, también ha advertido de que el preacuerdo entre el Govern y los comuns no altera el contenido principal de las cuentas, pero sí “la mayoría de la investidura”.

“El preacuerdo no representa un giro de 180 grados de las cuentas, siguen siendo los Presupuestos del conseller Jaume Giró. Pero sí altera la mayoría de la investidura, cosa que es políticamente relevante y debe tener consecuencias”, ha subrayado en rueda de prensa en la Cámara.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente