Aragonès se abre a negociar el presupuesto con los comunes y descarta al PSC

·4 min de lectura

Barcelona, 17 nov (EFE).- El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, se ha mostrado este miércoles por primera vez abierto a negociar los presupuestos catalanes para 2022 también con En Comú Podem, sin excluir a la CUP, pero sí descartando como aliado al PSC.

Así lo ha anunciado en la sesión de control al president en el pleno del Parlament, después de que la líder de los comunes en la cámara catalana, Jéssica Albiach, le haya reprochado que aún nadie del Govern les haya llamado para buscar su apoyo a los presupuestos.

Albiach ha recriminado a Aragonès que "prefiera tirar adelante los presupuestos por la mínima", en lugar de buscar un "apoyo generalizado" de la cámara.

Entre las cuestiones que En Comú Podem reclama, ha citado la necesidad de más recursos para la salud mental y para instaurar la figura del "dentista público", así como más inversiones en trenes y menos en carreteras.

Esta vez, Aragonès sí ha reaccionado a la mano tendida de Albiach: "Hablemos, sentémonos y miremos la posibilidad de ampliar la mayoría que permitió la investidura, una mayoría más amplia para poder facilitar este presupuesto", ha afirmado, a pocos días de que el lunes se celebre en el Parlament el debate de totalidad de los presupuestos de la Generalitat para el año que viene.

Aragonès ha recalcado que su ofrecimiento a los comunes no debe "excluir" a la CUP, el aliado preferente que busca para aprobar las cuentas, pero ya no se cierra a ir más allá de los apoyos independentistas que hicieron posible su investidura.

El gesto de Aragonès con los comunes llega después de que la CUP, desoyendo los llamamientos del Govern, haya registrado esta mañana la enmienda a la totalidad a los presupuestos, si bien los anticapitalistas aseguran que podrían retirarla antes del lunes -día del debate de totalidad de las cuentas- si la negociación progresa.

Si la CUP no retirase su enmienda a la totalidad, al Govern solo le quedaría la carta de los comunes y del PSC para salvar la admisión a trámite de los presupuestos, aunque Aragonès ya ha descartado hacer extensibles las negociaciones a los socialistas.

Justo antes del pleno, el líder del PSC en el Parlament y jefe de la oposición en Cataluña, Salvador Illa, ha enviado a Aragonès una carta para pedirle una "reunión urgente para desbloquear la negociación" presupuestaria.

En la sesión de control, Illa ha emplazado al president a reunirse aprovechando el pleno, pero Aragonès no ha recogido el guante.

Aragonès está dispuesto a "hablar" con Illa, pero no pactará con él los presupuestos porque no comparten "modelo de país".

La predisposición de Aragonès a sentarse a negociar con los comunes ha causado sorpresa en las filas de JxCat, cuyo presidente parlamentario, Albert Batet, ha dejado entrever su malestar.

Batet ha hecho explícita mención a las "afirmaciones" de Aragonès en la sesión de control, en el sentido de "abrirse a otras mayorías parlamentarias no acordadas", y ha reclamado "responsabilidad" al conjunto del independentismo para "mantener lo que ha hecho posible esta legislatura, una fuerza del 52 % independentista para avanzar hacia una república catalana".

Fuentes soberanistas señalan que la posibilidad de extender la negociación a los comunes se comentó entre ERC y JxCat "en privado" pero no se acordó hacerlo público.

En el transcurso de la mañana, mientras en el hemiciclo proseguía el pleno, se han ido sucediendo las reuniones en los despachos de los grupos.

Primero, se han reunido representantes de ERC y JxCat para ajustar su estrategia negociadora tras la decisión de Aragonès de intentar incluir a los comunes en la ecuación.

Sobre las 12.45 horas, Aragonès ha recibido en su despacho a representantes de la CUP -Dolors Sabater, Eulàlia Reguant, Carles Riera y Montserrat Vinyets- para hablar de presupuestos, un encuentro que ha durado menos de una hora.

Los anticapitalistas habían trasladado al Govern un documento con demandas en cinco ámbitos para continuar negociando: vivienda, fiscalidad, macroproyectos, el camino hacia la autodeterminación y parar la "represión".

La negociación con la CUP proseguirá, aunque la entrada en escena de los comunes permite a Aragonès buscarse una alternativa para salvar la admisión a trámite de los presupuestos, por si no hay acuerdo con los anticapitalistas antes del lunes.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente