La apuesta entre padre e hijas lo deja en el arroyo

Ian Soutar de la ciudad inglesa de Dundee quería mostrarles a sus dos hijas lo en forma que estaba. Pero, por supuesto, el intento fracasó.