Apuesta por la energía nuclear en Finlandia para no depender de los combustibles fósiles de Rusia

La mayoría de los finlandeses aboga por la energía nuclear. A medida que se acerca el invierno y aumenta la demanda de energía, Finlandia espera reducir su dependencia de los combustibles fósiles de Rusia. La energía nuclear, antaño fuente de desconfianza pública, se ha convertido, ahora, en una solución atractiva.

Finlandia se prepara para reabrir el mayor reactor nuclear de Europa, Olkiluoto 3. Situado en una isla de la costa sudoccidental finlandesa, el proyecto se inició en 2005.

Varios contratiempos aplazaron la inauguración hasta septiembre de este 2022, pero el reactor volvió a cerrarse por problemas técnicos.

Actualmente, entre el 60 % y el 70 % de la población finlandesa apoya la energía nuclear. Un porcentaje muy superior a la media de la Unión Europea. Esto no siempre ha sido así, ya que las encuestas de los años 80 mostraban que solamente el 40 % de los finlandeses estaban a favor de esta fuente de energía.

Euronews-WITNESS
Túnel que conduce al futuro cementerio nuclear de la central de Olkiluoto, en Finlandia. - Euronews-WITNESS

El ‘Partido Verde’ finlandés tampoco se opone a la energía nuclear, postura que difiere de la de sus homólogos en otros países europeos.

Este cambio de actitud tiene varias explicaciones. La confianza en la regulación estatal es alta en Finlandia, y muchos ven la energía nuclear como una herramienta importante para combatir la crisis climática. Además, el uranio permite a Finlandia ser más autosuficiente en su producción energética.

"Mi opinión sobre las centrales nucleares en Europa ha cambiado este año. Como ya no podemos depender de la energía de Rusia, nos da independencia", señalaba a Euronews la ciudadana finlandesa Anna Viitanen.

Desde la invasión de Ucrania, Rusia utiliza el suministro de gas como moneda de cambio y método de presión, lo que ha provocado una espiral de aumento de costes energéticos en toda Europa. Los Estados de la Unión Europea esperan desprenderse de la energía rusa, pero para ello deben encontrar suministros alternativos.

Sin embargo, algunos finlandeses siguen sin estar convencidos con respecto al uso de la energía nuclear. Varios aluden a la posibilidad de accidentes o al problema del almacenamiento de residuos radiactivos.

Euronews-WITNESS
Jari Natunen y el periodista Julián López Gómez pasean por una zona boscosa en la que las autoridades finlandesas consideran instalar una serie de minirreactores nucleares. - Euronews-WITNESS

Jari Natunen, bioquímico finlandés, considera que debemos cambiar nuestro estilo de vida en lugar de recurrir a la energía nuclear.

"No podemos salvar el planeta consumiendo más. Se ha acabado el tiempo para este tipo de economía. Solamente tenemos que reducir nuestro consumo de bienes y energía", concluye.