Aprovecha el problema genético que le provoca un brazo súper desarrollado para convertirse en campeón de pulsos

Matthias Schlitte es un deportista alemán de 33 años con unas características muy particulares. Siendo casi un niño empezó a darse cuenta que poseía una fuerza casi sobrenatural en su brazo derecho y lo corroboró cuando se apuntó a un torneo de pulsos y lo ganó con sorprendente facilidad.

Lo curioso de esta tremenda fuerza es que es mucho mayor de lo habitual en el brazo derecho. Y esto es debido al síndrome de Klippel-Trénaunay-Weber, un defecto genético que produce gigantismo en alguna parte del cuerpo, en este caso su extremidad superior derecha. 'Hellboy', como se hace denominar, ha aprovechado esta peculiaridad para hacerse famoso a nivel deportivo.

Se proclamó campeón del mundo de pulsos en el Mundial celebrado en 2013 en Polonia y también ostenta multitud de campeonatos de Alemania. En su país, forma parte del equipo de lucha de brazos del Vfl Wolfsburg, el club alemán de fútbol que cuenta con varias modalidades deportivas.

En los vídeos que sube a su perfil de Instagram, @the_real_hellboy, se aprecia un descomunal brazo derecho que le ha proporcionado múltiples alegrías a un joven que no es especialmente corpulento ya que suele competir en las categorías de menos de 70 kg.

Fruto de su éxito como luchador, la televisión deportiva Eurosport le ofreció trabajar desde 2009 como presentador del programa 'Arm Wars' y ha protagonizado varios duelos televisivos con duros competidores alrededor de todo el mundo.