El apoyo desde Reino Unido a la jornada de 4 días de Errejón

·4 min de lectura

El 3 de marzo de 1904 se aprobó en España la Ley del Descanso Dominical, una conquista social en la que se reconocía que el domingo era el día de descanso para los trabajadores y que por tanto no tenían que acudir a sus puestos. 

Han pasado más de 100 años desde entonces y hoy en día se estudia la posibilidad de que la jornada laboral semanal se reduzca hasta los cuatro días (cabe recordar que actualmente el sábado continúa siendo laborable). 

Esta propuesta ha estado en la sociedad desde hace décadas, aunque sin avances significativos, y ahora Más País, de la mano de Íñigo Errejón, la ha adoptado y la ha llevado al primer plano de la actualidad. Un proyecto que ha recibido un inesperado apoyo desde el Reino Unido.

La jornada laboral de cuatro días cada vez despierta más atención (Getty Creative)
La jornada laboral de cuatro días cada vez despierta más atención (Getty Creative)

Un informe, realizado por la organización ambiental Platform London en colaboración con la Campaña por la Semana de 4 Días, ha encontrado numerosas ventajas a la reducción de la jornada laboral semanal entre las que se encuentra la reducción del impacto ambiental. 

Así se reducirían drásticamente las emisiones del Reino Unido en 127 millones de toneladas para 2025 (más de un 20%) y sería el equivalente a sacar de la carretera todos los automóviles privados del país. De esta manera, los británicos podrían cumplir con sus objetivos climáticos.

En los últimos tiempos la posibilidad de reducir en un día la jornada semanal ha ido ganando terreno entre economistas, empresas y algunos políticos. Mientras que gigantes como Unilever ya han anunciado una prueba de un año en Nueva Zelanda, en España y en Escocia se han iniciado proyectos piloto para estudiar su viabilidad.

En este sentido, Más País-Equo fue la primera formación española en incorporarlo a su programa electoral y en llevar el debate a la sociedad. A principios de este 2021, el partido exigió al Gobierno la implantación de un experimento al respecto a cambio de dar su apoyo al decreto ley que regula la gestión de los fondos europeos.

La iniciativa ya está en marcha, se desarrollará durante tres años y contará con 50 millones de euros que servirán para apoyar a las empresas que quieran impulsar una reducción de la jornada laboral de sus empleados. 

Íñigo Errejón defendiendo la jornada semanal de 32 horas. (Photo By Alberto Ortega/Europa Press via Getty Images)
Íñigo Errejón defendiendo la jornada semanal de 32 horas. (Photo By Alberto Ortega/Europa Press via Getty Images)

El proyecto será el que asuma los costes salariales derivados de esta reducción y los resultados servirán para evaluar los beneficios y las posibilidades de extensión. El experimento ha despertado un gran interés internacional e incluso la prestigiosa revista Time le dedicó un amplio reportaje.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un tuit no disponible por tus preferencias de privacidad

Los defensores de esta medida señalan que reducir las horas laborales ayudaría a crear puestos de trabajo, mejoraría la salud mental y física de las personas y fortalecería a las comunidades. Precisamente la pandemia de coronavirus ha puesto de relieve estos planteamientos y el nuevo modelo laboral que se quiere implantar tras este periodo convulso. 

Estudios recientes han señalado que se podría evitar un aumento del desempleo tras la covid-19 y que las empresas podrían compensar este cambio con un aumento de la productividad y los precios.

Unas tesis que ahora se completan con el informe que viene sobre Reino Unido sobre las ventajas ambientales. En él se señala que el recorte en las horas de trabajo reduciría el uso de la energía en las oficinas y recortaría las emisiones del transporte al reducirse los desplazamientos. 

En ese día extra libre además se ha constatado que se realizarían muchas más actividades bajas en carbono, como hacer ejercicio, descansar o disfrutar de la familia.

En este sentido, los autores del estudio han querido hacer hincapié en las grandes ventajas sociales que tendría el reducir en un día la jornada laboral.

La jornada de 4 días tendría numerosas ventajas ambientales. (Photo by LUDOVIC MARIN/AFP via Getty Images)
La jornada de 4 días tendría numerosas ventajas ambientales. (Photo by LUDOVIC MARIN/AFP via Getty Images)

“Cambiar a una semana laboral de cuatro días con un salario justo para todos puede ayudarnos a cambiar la forma en que se crea valor en la sociedad al haber más espacio para el cuidado, el descanso y las relaciones”, ha señalado Laurie Mompelat, de Platform London.

Una opinión compartida por la Campaña por la Semana de 4 días que ha manifestado, en palabras de Joe Ryle, que “ya sabemos que la semana de cuatro días es buena para la salud mental y el bienestar de los trabajadores, pero este informe demuestra que también puede ser un gran paso para el medio ambiente”.

Así pues la medida va ganando cada vez más adeptos e incluso hay países como Japón y Nueva Zelanda que ya llevan tiempo cuestionando el modelo actual y estudiando las posibilidades de la jornada de cuatro días. Parece claro que el debate ya está muy presente y ahora son las pruebas las que deben dictar sentencia.

EN VÍDEO I Este es el escritorio que permite a los empleados trabajar estirados como en el sofá de casa

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente