Aplica esto en tu vagina (una hora antes de tener relaciones sexuales) para evitar embarazos y ETS

La mayor revolución sexual que podrías imaginar está a punto de estallar gracias a este producto anticonceptivo en forma de líquido que “promete entregar el poder de decisión directamente a las mujeres”

Los geles vaginales y los condones fameninos son avances significativos al proporcionar nuevos medios de defensa contra el VIH y otras infecciones sexuales. (Foto: Getty Images)

Un safari por África fue el detonante de este proyecto puesto en marcha por una mujer emprendedora y visionaria: Saudra Pelletier, que quería “empoderar a la mujer y cederle a las mujeres la decisión última y personal para poder tener un control total sobre su cuerpo”.

Durante su viaje se convenció, tras ser testigo de la situación de las clínicas y hospitales de atención primaria, de que debía dedicar todo su empeño y carrera profesional a conseguir que las mujeres de todo el mundo pudieran ser, por completo, dueñas de sí mismas. Poco tiempo después, recibió la oferta de trabajo de la empresa que por entonces trataba de crear Amphora. Y tomó la determinación de trabajar con ellos para convertir esta idea en una realidad.

Han pasado ya más de 20 años desde que Evofem Biosciences empezara a desarrollar el proyecto, en la década de los 90, y otros tantos de los primeros resultados positivos, allá por 1999. Amphora ya se postula, según cuentan sus creadores a Inc Magazine, como “la mayor revolución en el panorama de los métodos anticonceptivos y del control de la natalidad desde los años 60”.

Muchos anticonceptivos tradicionales afectan la salud de las mujeres causándoles efectos indeseados como acné, malestar, aumento de peso, cambios de humor… Pero una nueva era podría estar empezando. (Foto: Getty)

El producto en cuestión es un líquido que, a diferencia de otros geles espermicidas, no contiene sustancias que provocan irritación o malestar. Además, no contiene ninguna hormona que pueda afectar al bienestar de la usuaria, eliminando así el efecto secundario menos deseado por las mujeres: el aumento de peso.

El nuevo método anticonceptivo podría reemplazar a las píldoras e inyecciones. (Foto: Getty)

Se coloca como un tampón, o tal vez su aplicación es más similar al Dispositivo Intrauterino (DIU),  gracias a un aplicador vaginal que introduce el gel en el útero, una hora antes de tener relaciones sexuales y exclusivamente cuando se va a producir ese encuentro.

Otro punto a favor es que al no ser un tratamiento constante, Amphora rompe con la cadena de dependencia de otras soluciones para el control de la natalidad, y evita los olvidos puntuales.

Incluso los condones, el anticonceptivo preferido por ellas y ‘odiado’ por ellos quedaría relegado al olvido si este gel cumple con las expectativas creadas. (Foto: Getty)

¿Cómo funciona?

El gel se mantiene en la cavidad vaginal durante el sexo, y cambia el ph para neutralizar el esperma. Según las pruebas a las que se ha sometido a 3.200 mujeres voluntarias, actúa como una barrera infalible contra las enfermedades de transmisión sexual.

También está probado que actúa con gran eficacia contra el herpes, la gonorrea o la clamidia. Los resultados indican que tiene un 88 por ciento de eficacia contra el herpes durante el primer minuto de su aplicación, y que ese porcentaje se incrementa hasta el cien por cien transcurridos únicamente cinco minutos desde que se introduce en la vagina.

También te puede interesar:

El gel anticonceptivo (reversible) que promete acabar con las vasectomías

Las mentiras del peligroso sticker sexual que pretende sustituir al condón

5 diferencias entre la píldora del día después y la abortiva

Los hombres también quieren (y deben) saber cómo prevenir un embarazo no planificado

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines