Un mes de aliento para los protagonistas del desahucio que nadie entiende

José Manuel y María, de 79 y 82 años, llevan más de medio siglo viviendo en la misma casa del barrio madrileño de Carabanchel. Sin embargo, podrían quedarse en la calle porque sobre ellos pesa una orden de desahucio. El desalojo iba a llevarse a cabo este 12 de enero, pero una movilización popular organizada por sus vecinos consiguió que se paralizara y se retrasara hasta el 18 de febrero.

El matrimonio firmó un contrato de renta antigua en 1968 en un piso de la Vía Carpetana de Madrid, pero después de que la propietaria del inmueble falleciese, el mayor de los herederos demandó a José Manuel por impagos a la comunidad. El hombre aseguraba en declaraciones a ‘Público’ que se trató de “un despiste” y que ha seguido abonando el alquiler desde que murió la anterior dueña.

Tanto el resto de herederos como los vecinos de la pareja se oponían al desahucio, que se iba a llevar a cabo sin alternativa habitacional. De momento, han conseguido que se posponga un mes y esperan que se llegue a una solución antes del final del plazo.

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente