El desalojo del Hotel Nuevo Madrid: algunos en toalla y familias con maletas

·3 min de lectura

Madrid, 3 jun (EFE).- Las cerca de 200 personas que estaban en el interior del Hotel Nuevo Madrid en el momento del incendio han abandonado el edificio con rapidez y sin problemas, algunos de ellos en toalla ya que se encontraban en el spa o familias enteras con sus pertenencias con las maletas hechas.

Según ha podido constatar Efe los clientes del hotel han salido aturdidos aunque de forma ordenada.

Algunos de ellos han abandonado el edificio en toalla ya que se encontraban en el spa y desconocen a esta hora cuando van a poder volver a entrar a recoger sus pertenencias.

También había hospedadas familias de cuatro miembros que estaban en la planta novena y al ver las llamas por la ventana han recogido sus cosas y han salido sin mayores problemas.

Otros clientes estaban completando la entrada en el hotel en la recepción y no les ha dado tiempo por el fuego. "Venía por trabajo y no he podido acceder al hotel estaba en la planta segunda", apunta un huésped a Efe.

Eduardo y David son otros dos clientes del centro que acababan de llegar del trabajo. "Estábamos en la planta ocho y hemos olido a fuego por la ventilación de la ducha. Nos hemos ido como buenamente hemos podido", señalan a Efe.

Los responsables del centro han pedido a los clientes que esperen en el cruce de la calle Arturo Soria con Bausá para reunificarlos ya que al hotel aún no se puede acceder.

Las llamas en el exterior del inmueble ya han sido sofocadas, pero está cortado el acceso a la zona del hotel desde la M-30, donde sí siguen circulando vehículos con normalidad.

Los Bomberos del Ayuntamiento de Madrid están revisando planta por planta y los equipos de Samur-Protección Civil se encuentran de forma preventiva en la zona.

El hotel, de cuatro estrellas, se encuentra ubicado en el número 27 de la calle Bausá, en la zona de Ciudad Lineal y la columna de humo se ha divisado desde gran parte de la capital, especialmente los conductores que circulaban por la M-30.

Algunos cascotes del inmueble han caído en un colegio cercano que estaba cerrado en ese momento y no se han producido heridos.

En declaraciones a los medios, el director de ese centro explicó que tenían exámenes todos los días de este mes y no sabían si iban a poder continuar con las pruebas.

Las llamas han comenzado sobre las 18.30 horas y de la zona afectada por el fuego se han desprenden trozos de estructura que han llegado a caer debajo del edificio.

En el incendio han acudido 15 dotaciones de Bomberos del Ayuntamiento de Madrid y 9 equipos del Samur-Protección Civil, así como 11 dotaciones de Policía Nacional y Municipal.

No se han registrado heridos, según fuentes de Samur, y no consta que haya ninguna persona en el interior del edificio.

El directivo de Bomberos de Madrid, Fernando Munilla, ha explicado en unos videos en redes sociales el trabajo de su cuerpo, que han utilizado dos autobombas o dos brazos articulados, a la par que han declarado el protocolo de accidentes complejos.

Sin embargo, la extinción del fuego ha ido "bastante bien" aunque trozos de la fachada rotulada se han desprendido en un colegio cercano.

Ahora el trabajo se centra en "refrescar y sanear" todas las habitaciones.

"No tenemos ninguna seguridad sobre el origen de las llamas, estamos intentando adivinar en función del humo en la planta baja y la zona de la escalera que está limpia", ha determinado.

Hay diversas hipótesis sobre el origen de las llamas que han podido comenzar en un conducto de ventilación desde las plantas inferiores hasta las superiores o en la zona de las cocinas.

Según fuentes policiales a Efe el hotel se ha desalojado durante los primeros minutos con la ayuda de agentes de la Unidad de Intervención Policial (UIP).

El Hotel Nuevo Madrid, situado en la calle Bausá, fue construido en 2004 e inaugurado en febrero de 2005 y cuenta con 12 plantas y 225 habitaciones, de las que 10 son suites. En el momento del incendio estaba abierto al público.

(c) Agencia EFE