Anuncio de partida del jefe de la Iglesia católica alemana en plena polémica

El cardenal católico Reinhard Marx, presidente de la conferencia episcopal de Alemania, el 25 de septiembre de 2018 en Fulda

El cardenal católico Reinhard Marx, presidente de la conferencia episcopal de Alemania, anunció el martes su salida del cargo el mes que viene, una decisión sorpresiva sobre un fondo de reforma en curso de la iglesia que provoca tensiones entre conservadores y progresistas.

Marx, al frente de la conferencia de obispos desde hace seis años, decidió "no estar disponible" para una posible renovación de su mandato en la elección prevista durante la asamblea plenaria de la conferencia episcopal a principios de marzo.

"He decidido esto desde hace un tiempo. Tendré 72 años al término de un posible segundo mandato", escribe en una carta al cardenal, agregando que el puesto corresponde ahora a "una generación más joven".

Su retirada sorpresa se produce cuando la Iglesia católica acaba de lanzar un controvertido sínodo a lo largo de dos años con el fin de reformarla en profundidad.

Primera confesión de Alemania, con unos 23 millones de fieles, la iglesia católica atraviesa una grave crisis desde la revelación de los escándalos de pedofilia. También sufre de una escasez crónica de sacerdotes.

Entre los grandes temas del sínodo figuran el fin del celibato y un lugar mayor para las mujeres, que los progresistas, como el cardenal Marx, desean impulsar desde hace tiempo, pero rechazado por los conservadores nucleados alrededor del cardenal de Colonia Rainer Maria Woelki.

El sucesor del cardenal Marx será elegido el 3 de marzo en la asamblea en Maguncia.