El antiguo médico del equipo ciclista Sky, culpable de pedir testosterona para dopaje

·2 min de lectura
El autobús y unas bicicletas del equipo Sky, antes de la salida de la tercera etapa de la Vuelta a Romandía de 2015, el 30 de abril de aquel año en Moutier, al oeste de Suiza

El antiguo médico del equipo ciclista Sky y de la Federación Británica (British Cycling) Richard Freeman fue declarado culpable por haber pedido testosterona sabiendo que estaba destinada al dopaje de un ciclista, estableció un tribunal este viernes.

Freeman aceptó 18 de los 22 cargos relacionados con el pedido de un paquete de Testogel a la sede central de British Cycling en 2011, pero negó haberla comprado para administrársela a un corredor.

Argumentó que la testosterona había sido solicitada para tratar la disfunción eréctil del antiguo director de rendimiento Shane Sutton, lo que este último negó rotundamente.

Tras una audiencia de más de dos años, la decisión del Consejo General de Médicos Británicos (Medical Practitioners Tribunal Service) fue ofrecida este viernes.

En su decisión este consejo considera que la defensa de Freeman no fue "creíble", sí "deshonesta" y que el acusado se mostró "incapaz de ofrecer una explicación".

El consejo resaltó además la falta de pruebas escritas que apoyaran la afirmación de que la testosterona fue pedida por Sutton y añade que no hay pruebas tampoco de que este último la necesitara.

"Está claro que, según toda probabilidad, se puede deducir que Freeman hizo un pedido y obtuvo el Testogel sabiendo que sería administrado a un corredor para mejorar su rendimiento", señaló la instancia.

El veredicto cuestiona de esta forma las prácticas empleadas en el pasado por British Cycling, una de las potencias olímpicas en los últimos años, y el Sky, ganador del Tour en seis ocasiones entre 2012 y 2018, con Bradley Wiggins, Chris Froome (cuatro triunfos) y Geraint Thomas.

Freeman, que trabajó al mismo tiempo para la federación y el Sky, actual Ineos Grenadiers, entre 2009 y 2015, dejó su puesto en British Cycling en 2017 debido a problemas de salud. Por entonces ya había abandonado el equipo.

El tribunal se reunirá de nuevo la próxima semana para determinar las sanciones a Freeman y si se le considera incapacitado para ejercer la medicina.

Además el mes pasado se anunció que el doctor se enfrenta a otros dos cargos de la oficina antidopaje de Reino Unido relativos también con pedidos de testosterona.

pi/gj/pm