Un antidisturbios da un bofetón a un taxista que se manifestaba en Sevilla

·3 min de lectura
Agresión de un agente antidisturbios a un taxista que se manifestaba en Sevilla. (Photo: TWITTER)
Agresión de un agente antidisturbios a un taxista que se manifestaba en Sevilla. (Photo: TWITTER)

Agresión de un agente antidisturbios a un taxista que se manifestaba en Sevilla. (Photo: TWITTER)

Un millar de taxistas se manifestaron este jueves en Sevilla frente al Parlamento de Andalucía para protestar contra la regulación que prepara la Junta de Andalucía para los VTC, que permitirá que sigan operando en los núcleos urbanos a partir del 1 de octubre.

Con tambores, pitos y pancartas, los taxistas anunciaban que su sector “no se rinde” pese al proyecto legal que está poniendo en marcha la Junta.

“Nos han engañado, en esencia nos han engañado”, apuntaba a los periodistas Francisco de la Piedra Vega, representante de la Federación Andaluza de Autónomos del Taxi (FAAT), a las puertas de la cámara andaluza.

Los taxistas consideran que “de la noche a la mañana y con la mayoría absoluta del PP el discurso ha cambiado completamente” en San Telmo y se sienten “traicionados” ante el movimiento de la Consejería, a la que han advertido de que no dudarán en recurrir a los tribunales.

“Que sepan que vamos a denunciar si prosiguen en esta regulación que pretenden hacer. Ellos sabrán lo que hacen”, ha apuntado tanto en relación a la consejera de Fomento, Marifrán Carazo ―que se encontraba compareciendo en la comisión del departamento en el Parlamento― como a la totalidad de la Junta.

Durante la manifestación hubo momentos de tensión con la Policía Nacional, que desplegó a los antidisturbios para reprimir la protesta.

En un momento dado, uno de los agentes comenzó a discutir con los manifestantes y, tras hacer varios gestos con su mano derecha, propinó un bofetón a uno de ellos.

Este, lejos de echarse hacia atrás, se fue hacia el policía, lo que provocó que el resto de agentes lo detuviera.

En el vídeo de la agresión del policía se observa cómo, nada más producirse la bofetada, un compañero se lo reprocha. La protesta acabó con otro detenido más.

La imagen se ha hecho viral y está provocando numerosas críticas y mucha indignación:

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TE PUEDE INTERESAR