António Guterres anticipa las polémicas de la 76ª Asamblea General de la ONU

·1 min de lectura

Más de cien jefes de Estado y de Gobierno asistirán a la Asamblea General de Naciones Unidas que comenzará este martes en Nueva York, en la que también habrá participaciones virtuales.

Su Secretario General António Guterres reconoce los grandes enfrentamientos mundiales, que se debatirán en la cumbre. Insta, por ejemplo, a Estados Unidos y China a recomponer una relación que considera disfuncional.

"Inevitablemente existen áreas en las que habrá confrontación. Es el caso de los Derechos Humanos. Es el caso de algunos problemas geoestratégicos, especialmente el Mar del Sur de China. Hay áreas donde creo que hay convergencia de intereses y debe haber fuerte cooperación: el clima. Y hay áreas donde se necesita una negociación seria: comercio y tecnología. Por desgracia, actualmente, solo tenemos confrontación. Necesitamos reestablecer una relación funcional entre las dos potencias".

Pandemia, Afganistán y el clima

En la agenda, por supuesto, la pandemia y las grandes desigualdades en la vacunación mundial; la lucha contra el avance del cambio climático, de la que Guterres es abanderado; o el futuro de Afganistán tras la toma del poder talibán.

Pero el líder de la ONU advierte también señales de un mundo más caótico y peligroso, como el aumento de la pobreza y del hambre o los avances tecnológicos sin control, véase las armas letales autónomas.

Esta 76 edición finalizará el 27 de septiembre.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente