Así han crecido los hijos de Anna Kournikova y Enrique Iglesias: repasamos su historia de amor

Anna Sanchez
·4 min de lectura
KEY BISCAYNE, FL - APRIL 02:  Enrique Iglesias and girlfriend Anna Kournikova watch as Venus Williams plays her semifinal match against Serena Williams at the Sony Ericsson Open at the Crandon Park Tennis Center on April 2, 2009 in Key Biscayne, Florida.  (Photo by Al Bello/Getty Images)
Anna y Enrique llevan casi 20 años juntos y tienen 3 hijos (Photo by Al Bello/Getty Images)

El hijo de Julio Iglesias y la extenista Anna Kournikova mantienen un perfil bajo en cuanto a su exposición mediática. Siendo ambos mundialmente famosos por sus respectivas carreras profesionales, prefieren vivir una vida familiar alejada de la prensa.

El paso del tiempo ha callado bocas a todos aquellos que, en 2001, no creían que la pareja formada por Enrique Iglesias y la hermosa modelo rusa Anna Kournikova duraría. Hoy, dos décadas después, son una familia feliz con tres hijos en común.

La historia de amor entre el cantante y la deportista empezó de un modo curioso y poco común. Enrique y Anna se besaron sin ser todavía pareja, por exigencias del guión. Su conexión tuvo lugar durante la grabación del videoclip de la mítica canción de Iglesias llamada ‘Escape’.

Anna hizo de modelo y, en el vídeo, se besaba apasionadamente con Enrique, lo suyo fue un auténtico flechazo mutuo y decidieron darle una oportunidad al amor cuando los focos se apagaron, ¡y menuda oportunidad!

Sin duda, la oportunidad de su vida. Kournikova e Iglesias estuvieron saliendo 16 años antes de convertirse en padres de sus dos primeros hijos, mellizos, que acaban de cumplir tres añitos.

La pareja es reacia a compartir en redes sociales instantes de su intimidad familiar pero, en esta ocasión, Anna ha decidido saltarse esa regla no escrita para compartir con todos sus seguidores las caritas más tiernas de su mundo, las de Nicholas y Lucy.

Ambos pequeños son de melena rubia como mamá y de ojos marrones intensos como su padre, de hecho Nicholas se parece bastante a Enrique. Kournikova ha compartido una foto de cada uno con el sencillo texto “3” haciendo alusión a su edad y un corazón rojo en cada uno de los post.

No sorprende la belleza de ambos niños y es que, con esos padres, no podía ser de otro modo. Anna y Enrique forman el equipo perfecto y ahora que Anna está retirada de la pista de tenis y Enrique lleva su carrera como cantante con cierta calma, disfrutan más que nunca de su vida en familia.

En 2012 se construyeron una mansión para, al año siguiente, empezar a vivir juntos. La enorme casa está situada en Miami, en la exclusiva zona de Bay Point donde viven varias celebridades. El casoplón les costó 20 millones de dólares y es que son casi 2.000 metros cuadrados de terreno en primera línea de mar que cuenta, además, con su propio embarcadero.

La pareja veía como sus triunfos personales se materializaban y ha seguido siendo así a lo largo de la última década. Sin ir más lejos, en este 2020 que está siendo un año complejo para todos a causa de la pandemia, ellos han dado la bienvenida a su tercera hija, Mary.

El 13 de febrero Anna compartió una foto en la sala de partos junto a Enrique apoyándola y besándola con ternura y con su hija recién nacida en brazos. Sabemos que nació el 30 de enero porque en el texto adjunto a la fotografía, Kournikova escribió la fecha.

Hay algo que llama la atención y es que, llevando casi 20 años juntos, Enrique Iglesias y Anna Kournikova no han pasado por el altar. Aunque hace años se rumoreó que se habían casado en secreto, la noticia nunca fue confirmada por ellos ni por su entorno.

Además, siempre que al cantante le han preguntado si se casaría con Anna él ha contestado que no cree en el matrimonio, en unas declaraciones a la CBS explicó que: “Cuando has estado tanto tiempo con alguien, no creo que el hecho de casarte vaya a unirte más a esa persona” y, sinceramente, razón no le falta.

Es hermoso ver como Enrique conoció a Anna cuando él tenía 26 y ella 20, eran dos jóvenes que ya habían triunfado en sus respectivas carreras y ahora son dos adultos que siguen enamorados y han logrado construir a su alrededor un imperio familiar que les compensa más que el imperio de marketing que, si quisieran, podrían lograr. Pero, viendo lo discretos que son, los Beckham no tienen que echarse a temblar, al menos, por ahora.

Más historias que te pueden interesar

Marta López asegura que durmió con Enrique Iglesias pero no pasó nada

Mary, hija de Anna Kournikova y Enrique Iglesias, está así de preciosa a sus ocho meses

El bebé de Enrique Iglesias y Anna Kournikova, una adorable niña que presume de lazo