Anita Matamoros volverá a pasar por quirófano por sus pechos: antes reducción, ahora aumento

Anita Matamoros se opera el pecho para ponerse prótesis y levantarlo (Photo by Pablo Cuadra/Getty Images)


La hija de Kiko Matamoros y Makoke se opera los pechos por segunda vez. Primero se los redujo, ahora se quiere poner prótesis.

Anita Matamoros ha subido un vídeo a su cuenta de Instagram explicándoles a sus seguidores que estaba nerviosa a la hora de compartir una noticia bomba, su próxima operación de cirugía estética.

A pesar de su corta edad, la hija de Makoke y Kiko ya ha pasado varias veces por quirófano, la última por un tema bucal. En esta ocasión se trata de una cirugía relacionada con sus pechos y es la segunda vez que se va a operar a causa de esta parte de su cuerpo.

Quizá por este motivo Anita tenía miedo a las críticas que podría recibir y así lo expresa al inicio del vídeo aunque, a su vez, también asegura que siempre le ha dado igual lo que se pueda decir o pensar de ella.

La operación tendrá lugar la semana que viene, el martes 19 de mayo, y Anita está convencida de que va a ser la solución a todos sus problemas. La influencia se operó a los 18 años para someterse a una reducción de pecho debido a que, para ella, su tamaño grande era un complejo.

Además, según explica a sus seguidores, tenía el pecho muy caído y quitarse tallas fue la solución más drástica. Sin embargo esa operación no la ha salvado de la fuerza natural de la gravedad y ahora Anita quiere que le suban todavía más el pecho.



El caso es que, para subirle el pecho tienen que ponerle prótesis artificiales que, relata, son las que hacen que el pecho no se caiga. Anita explica orgullosa que su madre se hizo esta operación y que no tiene el pecho caído y que le ha quedado “muy natural”.

Sin embargo en los comentarios varios usuarios ya advierten a la pequeña del clan Matamoros de que el hecho de llevar prótesis no va a lograr que sus pechos no se caigan con el paso del tiempo y, sinceramente, siendo tan joven podría esperar.

Otro de los motivos que la llevan a pasar por quirófano es una cicatriz mal curada de la primera intervención de reducción mamaria que quiere arreglarse y, tal como ella dice “es solo cortar y coser” para que quede bien así que, de paso que se levanta los pechos y se pone la “prótesis más pequeña que haya”, se arreglará la cicatriz.

Anita Matamoros ha estado estos días haciéndose cantidad de pruebas médicas para asegurar la intervención con tranquilidad y garantías, a la inevitable pregunta de “¿por qué tanta prisa?”, ella responde que no es cuestión de prisa sino de aprovechar esta Fase 0 del coronavirus en la que no sale de casa para poder recuperarse con calma.

“En mi vida normal viajo constantemente entre Milán y España así que me es más complicado encontrar un hueco en mi agenda”, asegura la hija del colaborador de ‘Sálvame’. La verdad es que es algo paradójico reducirte el pecho para, unos años después, ponerte prótesis esperando a que no se te caiga pero, sin duda, cada uno es libre de hacer con su cuerpo lo que quiera y no debe tener miedo a las posibles críticas dado que haters, hay en todas partes.


Más historias que te pueden interesar 

Makoke despide a su madre con este emotivo texto

Ana Matamoros, operada en pleno confinamiento tras sufrir un accidente 

Anita Matamoros, ajena al duro enfrentamiento entre sus padres