Angelina Jolie se la juega a Brad Pitt

·2 min de lectura
Brad Pitt y Angelina Jolie en la première de 'Maléfica'. (Photo: GTRES)
Brad Pitt y Angelina Jolie en la première de 'Maléfica'. (Photo: GTRES)

Esto no es una película, pero bien podría serlo. Tras los enfrentamientos por la custodia de sus hijos y la acusación de Angelina Jolie a Brad Pitt por “trato de favor en los tribunales”, la actriz ha decidido dar un nuevo paso en su lucha contra su exmarido: ha vendido su parte del castillo de Francia que compraron a medias, Château Miraval, por 160 millones de dólares y sin contar con él.

Se trata de la propiedad en la que se casaron en 2014, valorada en 164 millones de dólares. El intérprete de 57 años ya emprendió acciones legales contra la protagonista de Maléfica (46) por este asunto en Luxemburgo. Con ello quería impedir que la madre de sus hijos vendiera su parte, pero no lo ha logrado. Él mismo se interesó por comprar la mitad que pertenecía a la actriz.

Los abogados de Pitt se han pronunciado en su nombre para calificar este último movimiento como “malvado y vengativo”, según informa el diario The Wall Street Journal. De hecho, las estrellas habían llegado a un acuerdo para dividir sus propiedades y levantar sobre ellas una orden de restricción temporal, precisamente para que uno de los dos fuese el comprador preferente de cualquiera de ellas.

Sin embargo, Jolie ha decidido darse prisa con ‘la jugada’. El nuevo propietario es, según informa el diario, el grupo Tenute del Mondo, dueños de los vinos Masetto y Ornellaia, interesado en la finca por su producción del champán Château Miraval Pink, uno de los más reconocidos del mundo.

A pesar de todo ello, lo que más ha sorprendido a la prensa estadounidense es un dato que inclina la balanza a favor del protagonista de Seven: en un principio era copropietario del 60% de la finca, mientras que a ella le pertenecía el 40. El actor, sin imaginar cuál sería el futuro de su matrimonio, transfirió tres años antes de separarse el 10% a la actriz para que ambos contarán con una mitad. Y ahora la ha perdido.

Todo esto se ha conocido después de que el ganador del Oscar por Érase una vez en Hollywood consiguiera en mayo la custodia compartida de sus cinco hijos en común —Pax, Zahara, Shiloh y los gemelos Vivienne y Knox— y ella le acusara de utilizar su fama para conseguir un trato especial en las cortes, por el trato cercano del juez con sus abogados. Con todo, ya son cinco años de tiras y afloja.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente