Andorra expone en la COP25 su transición energética ante la emergencia ambiental

1 / 3
El Jefe de Gobierno de Andorra, Xavier Espot Zamora, en la inauguración de la 25 Conferencia de las Partes del Convenio Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático (COP25), donde explicó que su país ha aprobado un plan de transición energética y cambio climático y han implementado nuevos modelos de movilidad más sostenibles y la eficiencia energética para el sector de la construcción. EFE/Javier Liaño

Madrid, 2 dic (EFE).- El jefe de Gobierno de Andorra, Xavier Espot, ha participado en la jornada inaugural de la cumbre climática COP25 que se celebra en Madrid para explicar el plan medioambiental con el que su país quiere estar “a la vanguardia” del desafío provocado por la crisis climática.

El Principado impulsó hace un año una Ley de Transición Energética y del Cambio Climático que, entre otras medidas, facilita el uso de energías renovables en las viviendas privadas, renueva el parque móvil o refuerza el transporte público.

En una mesa redonda, en la que estuvieron los principales representantes de Estado, el mandatario andorrano ha advertido de que ante el calentamiento global “no hay países grandes, ni fuertes, ni mucho menos autosuficientes”, por lo que la unión debe ser necesaria ante “un objetivo ambicioso”.

En opinión de Espot, el “multilateralismo” es fundamental para mejorar los resultados obtenidos hasta ahora tras el Acuerdo de París, redactado en 2015, y que tenía el objetivo de mantener el incremento de la temperatura por debajo de los 1,5 o 2 grados Celsius.

A nivel local, para 2030 se deberían reducir las emisiones en un 37 % y para 2050 alcanzar el nivel cero; además de reducir la dependencia energética y aumentar la producción renovable hasta el 33 % también en 2030.

“Evidentemente esta transición tiene unos costes, pero no hacerla puede tener unos costes mucho mayores, por eso hay que concienciar a la sociedad de la situación y dar la mano a las generaciones de jóvenes que se están implicando mucho en este problemática”, ha declarado a Efe.

El jefe de Gobierno ha insistido en que la emergencia climática no “son teorías estrafalarias” o algo que “no pasarán en nuestra casa”, puesto que en Andorra como país de montaña, “cuya actividad principal depende de la nieve”, la subida de las temperaturas tiene una consecuencia directa.

Desde su Administración pretenden alcanzar el uso de energías limpias hasta en un tercio del total, ya que actualmente este registro está en un 18 %.

Andorra produce, según sus estadísticas, el 0,001 % de las emisiones globales, con una capacidad de absorción del 25 % de dicha cifra.

La COP25 ha arrancado este lunes en Madrid, hasta el 13 de diciembre, con una llamada de emergencia del presidente del Gobierno español en funciones, Pedro Sánchez, y del secretario general de la ONU, António Guterres, para aumentar la ambición climática y combatir los efectos de esta grave crisis.