¿Qué es el anarcocapitalismo y por qué Ayuso ha sido premiada por una fundación de este tipo?

·2 min de lectura
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso (Photo: Europa Press via Getty Images)
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso (Photo: Europa Press via Getty Images)

El mismo día que la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, recibía el premio ‘La Llama de la Libertad’ en Milán por su gestión de la pandemia, la popular aprovechaba la ocasión para anunciar nuevas medidas de relajación en el horario de hostelería, ocio nocturno y aforos del sector cultural. En el corazón económico italiano, Ayuso agradecía a los representantes del Instituto Bruno Leoni un galardón que muchos medios atribuían a una fundación de corte liberal europea. No obstante, la ideología en torno a este centro va más allá.

Tal y como ha podido analizar la Cadena SER, los fundadores de este instituto (Carlo Lottieri, Alberto Mingardi y Carlo Stagnaro) beben del libertarismo, el pensamiento que nutre la ideología conocida como anarcocapitalismo. Que el nombre no lleve a equívocos, al igual que cuando se usa el término liberalizar como sinónimo de privatizar. Detrás de una bandera aurinegra se esconde un conjunto de ideas que defienden el libre mercado más extremo.

Policía, tribunales y cualquier empleado de seguridad serían gestionados a través de una concesión a una empresa en la sociedad ideal anarcocapitalista. Además, en este supuesto no existirían los impuestos a la ciudadanía y todo se regularía en base a un mercado sin regulación o intervención alguna.

El Instituto Bruno Leoni

Lejos de seguir los pasos de los socios liberales del PP en Europa, los fundadores del Instituto Bruno Leoni han destacado por sus trabajos y publicaciones que dejan entrever su pertenencia a esta ideología. También queda plasmado en el actual director general, Alberto Mingardi, quien es colaborador del Cato Institute, laboratorio de ideas sufragado por la familia de multimillonarios Koch.

Los hermanos Koch, cuya fortuna procede del sector petrolero, son conocidos por su activa participación en la creación del Partido Libertario, una formación política que propugna desde la desrregulación radical a la desaparición de la CIA o el FBI y la Seguridad Social o un salario mínimo. Este partido conformaría la semilla del colectivo de ultraderecha estadounidense conocido como Tea Party, que conformó una dura oposición a las políticas progresistas de Obama.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente