Análisis de las propuestas en ciencia en los programas electorales 2019

Análisis de las propuestas científicas de los partidos políticos para las elecciones generales 2019

Con la llegada de las nuevas elecciones electorales del próximo 28 de abril, llega también una especie de tradición: analizar las propuestas para la ciencia que los diferentes partidos políticos han incluido en sus programas electorales. En las pasadas elecciones de 2015 ya publiqué un especial de tres artículos (especial elecciones parte 1, parte 2 y parte 3) que nos servirán para conocer cómo han avanzado, o retrocedido, nuestros representantes políticos en sus propuestas científicas.

PSOE – Programa electoral

Empezamos por el Partido que actualmente se encuentra en el Gobierno y que no presenta un programa electoral convencional sino que ofrece “101 compromisos” en forma de diferentes actuaciones y soluciones en los diversos ámbitos de la política. Llamar “compromisos” a estas propuestas representa un escalón superior a lo que, tradicionalmente, suelen ser “promesas” por parte de un Partido que, en el campo de la ciencia, muestra grandes irregularidades. En los últimos años el PSOE ha sido el partido que más ha apostado por la ciencia, pero también el responsable de los primeros y más duros recortes en el presupuesto científico de nuestro país.

Esta indecisión a lo largo de los últimos años parece haber dado paso a una apuesta algo más decidida, sobre todo por la recuperación de un Ministerio de Ciencia y el nombramiento de uno de los ministros más valorados en la Historia de España: el astronauta Pedro Duque.

El Ministro Pedro Duque es la principal apuesta del PSOE si quiere convencer de sus propuestas en ciencia

El trabajo del ministro Duque al frente de la ciencia en España ha sido muy positivo, aunque por cuestiones presupuestarias y de apoyos parlamentarios, su labor durante este breve periodo de apenas unos meses no ha conseguido llegar hasta donde él mismo hubiera deseado. Atado de pies y manos por la falta de una mayoría necesaria, las medidas en el campo de la ciencia del PSOE han tratado de hacer lo máximo (evitando algo de burocracia, consolidando puestos de trabajo de investigadores o incrementado los incentivos para la trasferencia de conocimiento de la universidad a la sociedad). Sin embargo, y como el propio Ministro reconoce, no han podido hacer mucho más por no tener una mayoría parlamentaria y no haber conseguido la aprobación de unos nuevos presupuestos.

Para el nuevo periodo electoral, el PSOE incluye la ciencia en diversos apartados de su programa, entre los que destaca la sección llamada “La España del Conocimiento”. En este conjunto de compromisos, los socialistas prevén un Pacto de Estado por la Ciencia, que contemple “la investigación y la innovación como bases del progreso más justo y del bienestar, y que garantice condiciones estables y atractivas para nuestros investigadores”.

Es un compromiso muy general que se especifica en algunas propuestas más concretas como el compromiso de mantener la inversión en investigación científica al menos el 2,5% de los Presupuestos Generales del Estado y el 3% de la inversión total del PIB.

Los puntos 12 al 15 (ambos incluidos), en un apartado titulado “Hacia el futuro a través de la Ciencia y la Innovación” dibujan (de manera demasiado borrosa) una serie de buenos deseos en materias tan dispares como el apoyo a los emprendedores tecnológicos, la apuesta por la investigación en Inteligencia Artificial o el despliegue en telecomunicaciones con proyectos de 5G.

Más adelante, en los puntos 77 al 83, el PSOE aborda el tema energético con una aparente apuesta por las energías renovables, pero con un grave error de base al proponer un calendario de cierre de todas las centrales nucleares. Tarde o temprano los partidos políticos deben entender que una política energética viable en el futuro cercano y sostenible con el medio ambiente debe incluir la energía nuclear.

En definitiva, un programa científico con demasiadas lagunas, muy desdibujado, lleno de buenos propósitos pero con pocas medidas concretas. Su medida estrella, sin lugar a dudas, es mantener la figura de Pedro Duque. El actual Ministro de ciencia en funciones conoce perfectamente las carencias de España en la ciencia y aunque el programa del PSOE es demasiado general, también saben que un Ministerio de ciencia en manos de Duque es una buena base para construir el resto del edificio.

PARTIDO POPULAR – Programa electoral

Los populares han sido los principales responsables de los recortes en ciencia que ha sufrido nuestro país en la última década. La tendencia al recorte iniciada por el PSOE en 2009, fue continuada y aumentada por el PP durante los siguientes años y, entre sus filas, aún siguen existiendo demasiadas sombras sobre cómo se comportarán con la ciencia si llegan al poder.

Un Partido Popular mediocre en sus propuestas científicas para 2019… De hecho, son las mismas que hace 4 años.

Esta tibieza con la ciencia se traslada a su programa donde prometen una mísera inversión del 2% del PIB en I+D+i y la presentan como si fuese un logro, cuando en realidad ni siquiera supera la media europea, incluyendo los países que menos invierten en ciencia. Si lo comparamos con países como Francia (2,4%) Estados Unidos (2,8%), Alemania (3%), Suecia (3,3%), Dinamarca (3,12%), Austria (3,2%), Suecia (3,25%) Japón (3,5%), Corea del Sur (4,5%) veremos que la promesa de los populares de un 2% del PIB se queda realmente corta.

De hecho, España es uno de los países que menos invierten en investigación y desarrollo de toda Europa y nuestras cifras son superadas, fácilmente, por países como Rumanía, Malta, Hungría, Portugal o Eslovenia… Presentar una inversión del 2% en ciencia, como pretende hacer el Partido Popular, es traer una navaja a un duelo con pistolas.

Porcentaje del PIB invertido en ciencia en diferentes países | Datos Eurostat 2016

Además, España tiene un grave problema con la ejecución de sus escasos presupuestos de ciencia. Una de las medidas estrellas en política científica, realizada tanto por PSOE como por PP ha sido la de los préstamos para la innovación… una medida fracasada que está hundiendo a España frente a otros países.

Lo diré claramente: El dinero que debería invertirse en Ciencia en España no se está gastando. La mitad del presupuesto científico español ni siquiera se utiliza porque corresponde a préstamos que nadie pide… y lo peor de todo es que ese dinero que no se toca, se añade al presupuesto del año siguiente y se presenta como un falso aumento. Los campeones en utilizar este engañoso sistema son, sin lugar a duda, los populares. En las legislaturas en las que ha gobernado el PP la mayoría del presupuesto de ciencia de nuestro país ni siquiera se ha tocado. Se mantiene virgen, en forma de préstamos que nadie quiere, y se suma orgulloso al presupuesto siguiente, manteniendo así la apariencia de que se incrementa año tras año.

Es una verdadera tomadura de pelo a la que nadie quiere hacer frente. Desde el año 2009 hasta esta pasada legislatura de 2019: diez años con la misma payasada que solo pretende mantener las apariencias. En los últimos años 1 de cada 3 euros destinados a ciencia en España no se han ejecutado, y la tendencia del PP ha continuado (y se ha agravado) con la breve legislatura del PSOE donde ya llegamos al récord: La mitad del presupuesto en ciencia no se gasta.

Recordemos una cosa importante: el programa del Partido Popular hace 4 años se comprometía a lo mismo que ahora promete. Efectivamente, la propuesta del PP para 2015 era alcanzar el 2% del PIB y no solo no cumplieron su promesa cuando Rajoy llegó al poder sino que, ya en aquel entonces, representaba una cifra ridícula en comparación con el compromiso de alcanzar el 3% del PIB fijado por el plan Horizontes 2020.

Diez años de engaño en el presupuesto de Ciencia… Gran parte del presupuesto ni siquiera se gasta pero se suma al año siguiente aparentando que la inversión aumenta. | imagen COTEC

El resto del programa científico del Partido Popular es palabrería con términos muy elegantes pero con pocas medidas reales. Términos como “Plan+Tech” de atracción de empresas con alto contenido tecnológico para su radicación en España que suenan bien pero que, en ningún lugar de su programa, terminan de concretar. Conceptos como “potenciaremos”, “consolidaremos”, “fortaleceremos” se multiplican en los pocos puntos (55 al 62) que el PP dedica a la ciencia en España… unos términos que no dicen nada, salvo el escaso interés del Partido Popular por la ciencia.

En definitiva, he perdido toda esperanza en las promesas científicas del Partido Popular. Los largos años de recortes, su desinterés y poca preparación en estos temas, sus propuestas vacías y su repetición, año tras año, de los mismos tópicos han convertido al PP en un freno para la ciencia española.

CIUDADANOS – Programa electoral (Si es que esto se puede llamar programa electoral)

En las pasadas elecciones, la formación de Albert Rivera fue una de las que mejor trató la ciencia en su programa electoral. Bueno… pues, quien te ha visto y quién te ve, Ciudadanos.

El cambio de rumbo del partido naranja dejaría pasmado a cualquiera. De ser un partido sensato con propuestas científicas interesantes (en el análisis de 2015 salieron muy bien parados) han pasado a borrar completamente la ciencia de sus objetivos. Es más que probable que el conflicto catalán y la pugna por convertirse en el partido más español del Universo, centrando sus esfuerzos en cuestiones nacionalistas frente al PP y los sectores más radicales como VOX, hayan conseguido que la ciencia se borre del programa electoral de Ciudadanos.

Docenas de banderas de España en la web de Ciudadanos… pero sin citar ni una sola vez la palabra ciencia en su decálogo

De hecho, ni siquiera tienen un programa electoral. Ciudadanos ha optado por presentar un escueto ideario que apenas consiste en “10 compromisos con España”… Una ridícula exposición de argumentos, rodeada de banderas y colores nacionales, en donde no se cita a la ciencia ni una sola vez.

¿Qué ofrece Ciudadanos para la ciencia en nuestro país?

Ni idea… banderas de España por todos lados.

¿Qué propone Ciudadanos para los investigadores?

Ni idea… banderas de España por todos lados.

En la web de Ciudadanos puedes encontrar varias docenas de banderas pero ni una sola vez encontrarás la palabra ciencia en su décalogo para estas elecciones. Una desilusión si lo comparamos con su tratamiento en las anteriores. Ciudadanos ha decidido que su seña de identidad ya no es ser un partido con propuestas científicas, ahora consideran que el conflicto con Cataluña debe ser su principal reclamo frente a los votantes… pues buena suerte con eso.

PODEMOS – Programa electoral

Podemos nunca ha destacado por ser un partido especialmente interesado en la Ciencia… y en su nuevo programa electoral siguen por ese mismo rumbo. Las medidas revolucionarias surgidas del 15 M en materia social y laboral no se reflejan en el ámbito científico, donde el partido de Iglesias demuestra que es una formación insulsa y, en algunos aspectos, bastante mediocre.

Quién iba a decir que Podemos y el PP popular se parecieran tanto… La medida estrella de Podemos es la misma que la del Partido Popular: “Convertir la ciencia y la I+D+i en un puntal de nuestra economía aumentando la inversión pública en I+D+i al 2 % del PIB al final de la legislatura”… qué novedad, ¿verdad?

Viendo las cifras y porcentajes que manejan otros países… ¿de verdad cree Podemos que con un 2% para el final de la legislatura (es decir 2023) van a convertir la ciencia en “un puntal de nuestra economía?… Ridículo.

Podemos… o cómo tener científicos en un partido y conseguir que no se note en nada.

En su programa electoral reúnen lo más mediocre de las propuestas científicas del resto de partidos y las aderezan con incontables “Planes para todo” que, al igual que su propuesta del 2%, no consiguen convencer a nadie.. No puedo dejar de preguntarme si no sería mejor para Podemos no ofrecer nada en ciencia, como hace Ciudadanos, a convertirse en un calco casi exacto de las promesas vacías del PP.

Aun así, no está todo perdido para Podemos ya que incluyen algunas propuestas interesantes.  Un plan para que regresen los científicos exiliados (puntos 77 y 79) y aumentar en 5000 investigadores netos cada año (Wow!) a los que se ofrecerá un contrato de 4 años. La mención expresa de que los presupuestos de ciencia se ejecutará al 100% y que las ayudas directas (por fin) superarán ampliamente a los engañosos créditos y préstamos (punto 75).

El resto de las propuestas científicas de Podemos es un batiburrillo de ideas, desconectadas y que desconcertarían al más insensato… Incluyen alusiones a las hipotecas, al préstamos a la Banca, a viviendas sociales y a Bankia en el apartado de ciencia (punto 74) como si no tuvieran claro donde colarlo. Muestran durante todo el programa una marcada sensibilidad por el medio ambiente, con medidas energéticas renovables, pero quieren cerrar todas las centrales nucleares antes de cuatro años (punto 4).

En definitiva, y como viene siendo habitual en Podemos… buenas intenciones, pero con medidas descafeinadas, similares a las propuestas de la derecha y con un cacao mental enorme en cómo incluir la ciencia en sus planes de futuro. Podemos vuelve a estar muy mal asesorado en materia científica, intenta hacer un esfuerzo con algunos planes, pero nadie diría que entre sus filas existen científicos y físicos bien formados… el “ala new age” de Podemos sigue tirando más que los planteamientos basados en evidencias.

VOX – Programa electoral (tan solo han cambiado el título al que tenían para Andalucía)

No debería ni mencionarlos ya que el partido de Santiago Abascal ni siquiera ha tenido la delicadeza de utilizar la palabra ciencia en su programa electoral. Ni una sola vez.

Si las críticas a otros partidos políticos en materia de ciencia han sido “insulso, mediocre o descafeinado”, la mejor manera de clasificar el programa electoral de VOX es descabellado. Esta formación es un peligro andante para la investigación y la ciencia en España. La mayoría de sus “100 medidas para la España viva” necesitarían modificar la Constitución, disolver el Parlamento y volver a realizar elecciones. Es una locura de programa… y no en el buen sentido.

No tienen ningún plan para la ciencia en España… y lo peor es que no parece avergonzarles. Ellos están a otras cosas que consideran más importantes, y por mi parte, yo voy a hacer lo mismo y no voy a perder ni un segundo más de mi tiempo analizando sus 0 propuestas científicas.

Resumen de las propuestas en materia de ciencia de los diferentes partidos políticos para el 28A

Resumen general del panorama científico para España en estas elecciones:

PSOE – Sigue siendo una incógnita, sobre todo sabiendo que si el panorama económico vuelve a condiciones de crisis nunca han sido valientes con la ciencia. Sin embargo, viendo cómo están los demás partidos, en esta ocasión son los más favorecidos. Los socialistas han demostrado que apoyan la ciencia… pero solo cuando la economía va bien. Esperemos que no nos toque un nuevo ciclo de crisis económica porque ya sabemos hacia donde suelen tirar y recortar. La figura de Pedro Duque, y sus convicciones a favor de la ciencia, son su mejor baza.

PP – Descafeinados, tirando a mediocres. Se han unido al carro de las banderas y el nacionalismo, y han abandonado el ya de por sí escaso interés que tenían con la ciencia. De hecho, ni siquiera se han molestado en realizar un nuevo programa: han cogido sus promesas de hace cuatro años y han usado el Ctrl C + Ctrl V… copiar y pegar las promesas incumplidas del 2015, queriendo aparentar que presentan algo nuevo.

CIUDADANOS – Han desaparecido de la faz de la tierra en materia de ciencia. Ni una sola idea o propuesta científica en su ridículo plan de 10 puntos. Toda una decepción comparado con sus propuestas hace 4 años.

PODEMOS – Siguen con su cacao mental científico, mezclando churras con merinas. La presencia de científicos en sus filas apenas sirve para señalar un par de puntos interesantes, pero mezclados con un batiburrillo social, feminista, laboral y energético que no termina de fraguar. Alguien debería centrarles y dejarles las cosas más claras.

VOX – Son el Joker en la película de Batman… no tienen un plan, son como un perro persiguiendo un coche. Ridículos en tantos aspectos que uno se pregunta cómo es posible considerarlos al frente de nada, y mucho menos de un campo tan técnico y exigente como la política científica de todo un país. Pueden hacer gracia a mucha gente pero si llegan al gobierno, personalmente solo pido que no se metan donde no saben.