Ana Peleteiro utiliza este accesorio en la recta final del embarazo

ana peleteiro usa este accesorio para preparse para el parto
Ana Peleteiro usa este accesorio de cara al parto@apeleteirob - Instagram

Si todo sale según lo previsto, Ana Peleteiro dará a luz a su hija Lúa en tan solo 20 días; concretamente el próximo 25 de diciembre. Desde que la atleta supo que estaba embarazada, no ha dejado de mostrar y compartir la evolución de su embarazo con sus seguidores de Instagram. Ana suele mostrarse muy transparente y eso es algo que le gusta a sus followers.

Gracias a ello hemos sido partícipes de cómo han sido sus entrenamientos durante todo este tiempo. Ana ha estado muy activa desde los primeros meses de embarazo -en los que le vimos hacer rutinas como esta-. Incluso se atrevió a hacer un triple salto para revivir y no olvidar la sensación que supone saltar. Todo ello acompañada de Crys Dyaz, la entrenadora que le ha guiado en sus rutinas durante todo el embarazo.

Si algo ha dejado claro es que el entrenamiento, tanto físico como mental, tenía que ser una parte fundamental de todo el proceso. Recientemente, Ana ha sido portada de Women's Health y, entre muchas cosas, habló de la importancia que tiene entrenar la mente durante el embarazo. Ahora que se encuentra en la recta final del embarazo está utilizando un accesorio que tiene muchísimos beneficios durante la gestación.

Ana Peleteiro usa este accesorio de cara al parto

La atleta compartió ayer por la noche un storie en el que le vimos subida a una fitball, un accesorio que tiene muchísimos beneficios para el embarazo -especialmente a partir de los últimos meses- y el parto; algo que le vendrá de maravilla a falta de unas semanas para dar a luz a Lúa.

Con este accesorio se pueden hacer muchos ejercicios distintos para favorecer la preparación para el parto. Además, también sirve para aliviar dolores de espalda, mejorar la postura, la coordinación y el equilibrio. Si estás embarazada y quieres aprovechar todos los beneficios de las fitball, esta de Amazon es perfecta.