Ana Peleteiro da un repaso brutal a quienes le criticaron por su frase sobre ser "de color"

·2 min de lectura
Ana Peleteiro, en un acto reciente. (Photo: GETTY)
Ana Peleteiro, en un acto reciente. (Photo: GETTY)

La atleta Ana Peleteiro, medalla de bronce en triple salto en los Juegos Olímpicos de Tokio, ha dado una respuesta genial a todos aquellos que le criticaron por reivindicar que tanto ella como su compañero Ray Zapata eran negros y no “de color”.

En un momento en una entrevista en TVE, Zapata, que logró una plata, dijo: “Somos de color pero representamos a España...”. En ese instante Ana Peleteiro interrumpió para decir: “Somos negros, qué de color, de color son ellos que cambian más de color que el sol”.

“Somos negros pero yo que sé, yo me siento súper orgulloso cuando salgo a la pista a representar a España”, terció Zapata.

Esa frase provocó un enorme revuelo y ahora Ana Peleteiro ha respondido a todas las críticas.

“Los que han comentado cosas malas me odiaban de antes. No dije más después de eso para no dar más bombo y quitar protagonismo a mi medalla”; ha explicado en una entrevista en El Hormiguero.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

“Yo cuando volví a mi casa dije: voy a ver el feedback de la gente y la gente me decía: ’Enhorabuena por la medalla, pero sobre todo por lo que dijiste”, ha explicado la atleta, que ha insistido en que no dijo eso para “politizar nada”.

“Yo soy española, nunca he sentido un desprecio por ser negra y me encasillaran por extranjera, pero no era el caso de Ray. Y lo que hice fue quitar hierro al asunto”, ha explicado Peleteiro, que ha pedido dejar ya de atacar a la gente por ser diferente. “La diferencia nos enriquece”, ha explicado.

Y justo después ha recordado lo que le dijo a su sobrino tras volver de los Juegos Olímpicos. “Le pregunté: ¿De qué color soy? Y me dijo: negra. Y dije: Bien, joder. Porque se me educó como diciendo que decir que alguien es negra es ofender a alguien”, ha recordado.

“Y que mi sobrino no lo vea como una ofensa... Mi madre luchó para hacerme ver que no era malo. Si los pequeños ya lo ven como normal, algo se está haciendo bien, al menos en mi familia. Quedémonos con eso y no con los tontos que están en su casa y se aburren”, ha zanjado.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente