Ana Frank escribió la primera página de su diario hace 80 años

·5 min de lectura

El diario comienza el 12 de junio de 1942. Durante algo más de dos años, desde su escondite en la Ámsterdam ocupada por los nazis, la niña de 13 años confía y testifica. La última entrada de su diario está fechada el 1 de agosto de 1944. Ana fue detenida y deportada.

"Espero poder confiarte todo como nunca he podido hacerlo con nadie antes; también espero que seas un gran apoyo para mí. Con estas palabras comienza el diario de Ana Frank. El libro, publicado por su padre en 1947, se ha convertido en un monumento de la literatura mundial y un relato sin igual de la barbarie nazi .

Nacida en Frankfurt en 1929, Ana Frank emigró con su familia a Países Bajos en 1933, cuando Adolf Hitler se convirtió en canciller de una Alemania en crisis. En 1942, mientras las autoridades perseguían a los judíos en Países Bajos, la familia Frank se trasladó al "Anexo", un piso oculto tras una falsa biblioteca, para escapar de la Gestapo.

Denunciados en agosto de 1944, los habitantes del "Anexo" son deportados a Auschwitz. Ana y su hermana son llevadas a Bergen-Belsen. Ana muere de tifus entre febrero y marzo de 1945, poco después que su hermana mayor, Margot.

Sólo 38.000 de los 140.000 judíos que vivían en Países Bajos sobrevivieron a la ocupación nazi, lo que convirtió al país en uno de los que más muertes sufrió en Europa. El profesor neerlandés Johannes Houwink ten Cate, del Instituto de Estudios sobre la Guerra, el Holocausto y el Genocidio (NIOD) de Ámsterdam, analiza la importancia de este monumento literario.

France 24: Cuando Ana Frank empezó a escribir su diario en junio de 1942, ¿cómo era su vida?

Johannes Houwink ten Cate: Era la vida ordinaria de un adolescente de la pequeña clase media judía de Ámsterdam de la época. Su familia era relativamente modesta, su padre era un empresario sin éxito. Vivía en el barrio obrero de Rivierenbuurt (el barrio del río), mientras que los judíos alemanes más ricos vivían en el sur de Ámsterdam.

Ana Frank no tuvo una educación religiosa. Procedía de un entorno judío alemán liberal. Esto contribuyó mucho a la influencia de su diario: desde el sótano de su escondite, siguió proclamando su compromiso con los valores humanistas y liberales.

Era una persona muy integrada, con sueños alejados de la ortodoxia judía. Por ejemplo, escribe que su sueño es convertirse en una estrella de cine de Hollywood. Es una chica de 13 años, que está entrando en la pubertad, que ha intercambiado besos con una amiga y que, como muchas chicas de esa edad, discute mucho con su madre.

Cuando su diario fue publicado en 1947 por su padre Otto, estos pasajes fueron eliminados. Sólo se hicieron públicos en 1986, cuando el NIOD (Instituto de Estudios sobre la Guerra, el Holocausto y el Genocidio) publicó una versión "científica", en un momento en que algunos en Alemania Occidental ponían en duda la autenticidad del diario de Ana Frank.

F24: ¿Por qué crees que decidió escribir sobre sí misma en un diario?

JHtC: Durante la ocupación nazi en Europa, tanto en el Oeste como en el Este, muchas personas escribieron. Se trataba de dar testimonio y, en cierto modo, de recuperar el control de la propia vida en un momento en el que los nazis hacían lo que querían en los territorios que controlaban.

Es el caso de Ana Frank, que en su diario mantiene una conversación con una amiga imaginaria, Kitty, su alter ego. Creo que para una niña de su edad, ésta era una forma de combatir sus sentimientos de aislamiento y soledad. En ese momento, su diario estaba destinado a un solo lector, ella misma. Entonces decidió que debía publicarse y empezó a reescribirlo. De este modo, convirtió su diario en una obra literaria, una novela de madurez.

F24: ¿Cómo explica el éxito del Diario de Ana Frank y su continuo atractivo para las nuevas generaciones?

JHtC: Ana Frank era una niña inocente, una adolescente. Por eso, creo que muchos jóvenes se identifican con ella. Mientras haya niñas de 13 años en todo el mundo, habrá lectores del Diario de Ana Frank. Desde 2011, hay incluso una traducción al chino.

Además, no era religiosa, y su historia también conmueve a los no judíos. Mantiene la fe en la humanidad y no menciona la Shoah (catástrofe). No hay asesinatos ni campos en su historia. Sin embargo, su diario trata en última instancia de la Shoah porque nosotros, sus lectores modernos, sabemos lo que ella misma no podía imaginar: su horrible muerte en el campo de Bergen-Belsen.

F24: Muchos libros e investigaciones tratan de resolver el enigma de la identidad de la persona que denunció a la familia de Ana Frank. ¿Qué te parece?

JHtC: El libro "¿Quién traicionó a Ana Frank?", de la autora canadiense Rosemary Sullivan, explica cómo el notario Arnold van den Bergh reveló el escondite de Ana Frank en 1944, en Ámsterdam. Pero no hay pruebas realmente sólidas de que esta persona fuera un colaborador nazi. Además, este hombre se había escondido seis meses antes de la detención de Ana Frank.

En Estados Unidos, los libros más recientes sobre Ana Frank, incluidas las biografías de Melissa Müller y Carole Anne, revelan la identidad de una nueva persona. A lo largo de mi carrera, he oído hablar de siete posibles traidores que supuestamente "vendieron" a la adolescente.

A los estadounidenses les encantan este tipo de tramas e historias de detectives, pero no son investigaciones científicas propiamente dichas.

*Este artículo fue adaptado de su original en francés

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente