Las anécdotas del viaje de Felipe y Letizia en autobús

·2 min de lectura

Felipe y Letizia se han salido de los coches oficiales, los protocolos y el transporte sobrio y escoltado al que están habituados. Los reyes han visitado las cocheras de la Empresa Municipal de Transportes de Madrid en el barrio de Carabanchel con motivo de su 75º aniversario.

Para llegar allí, como no podía ser de otra forma, han ido en uno de los autobuses azules de línea que cogen cada día miles de madrileños dejando una imagen nada habitual en ellos. De hecho, el rey ha confesado a EFE que era la primera vez que se subía a un autobús urbano.

Los reyes bajando del autobús de la EMT que han cogido este lunes. (Photo: Chema ClaresGTRES)
Los reyes bajando del autobús de la EMT que han cogido este lunes. (Photo: Chema ClaresGTRES)

Los reyes han cogido un autobús de la línea 001 —que hace el recorrido de Cibeles al centro de operaciones de la EMT— en la calle Alcalá. El trayecto ha durado 45 minutos y lo han hecho cogiendo un billete expedido directamente de la máquina en lugar de pagarlo o de pasar una tarjeta de transporte como suele ser habitual.

Han tratado de mostrarse cercanos durante todo el viaje, incluso se han fotografiado con una mujer que se encontraba en el vehículo.

Los reyes echándose una foto con una mujer en el autobús de la EMT. (Photo: Casa de S.M. el ReyGTRES)
Los reyes echándose una foto con una mujer en el autobús de la EMT. (Photo: Casa de S.M. el ReyGTRES)

Durante su viaje han dejado varios momentos que han dado lugar a muchos comentarios, como que don Felipe chocase con la puerta del vehículo o que pareciese que doña Letizia iba sentada encima de él.

Letizia y Felipe viajando en autobús. (Photo: Chema ClaresGTRES)
Letizia y Felipe viajando en autobús. (Photo: Chema ClaresGTRES)

Al llegar a las cocheras, los reyes se han hecho la habitual foto de familia con los trabajadores de la EMT y han visitado cinco vehículos antiguos que han formado parte de la empresa en estos 75 años, además de pasear por los talleres y descubrir una placa conmemorativa.

En su look, la reina también ha pasado desapercibida entre las madrileñas que cogen cada día el transporte público y dar un guiño azulón, el color por excelencia de la empresa pública.

Para la ocasión, ha optado por un abrigo tipo batín negro con cinturón de Hugo Boss, un vestido midi azulón de Massimo Dutti y unas botas XL con tacón y de caña muy alta y ajustada a la pierna de Steve Madden, que se han convertido en una de sus prendas más comentadas. El rey ha optado también por una corbata en tono azulón y un traje de chaqueta negro.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente