Análisis: ¿Mejorarán las relaciones entre la UE y el Reino Unido tras el adiós de Boris Johnson?

·4 min de lectura
Análisis: ¿Mejorarán las relaciones entre la UE y el Reino Unido tras el adiós de Boris Johnson?

¿Es el exministro de Finanzas del Reino Unido, Rishi Sunak, la mejor esperanza para cualquier solución negociada del Protocolo de Irlanda del Norte? Según ha recogido Euronews de múltiples fuentes de la Unión Europea, sí.

En opinión de muchos de los diplomáticos de Bruselas, Sunak es, entre los candidatos que compiten por sustituir a Boris Johnson como primer ministro de Reino Unido, el menos propable a arriesgarse a una guerra comercial con los vecinos más cercanos, dada su experiencia como ministro de Finanzas. Euronews ha hablado del asunto con muchos diplomáticos y funcionarios, los cuales han optado por hacerlo de forma anónima para no crear más tensiones con Londres.

Los Estados miembros de la UE ya han dejado claro que si el proyecto de ley del Protocolo de Irlanda del Norte se aprueba en la Cámara de los Comunes y finalmente se promulga, las sanciones comerciales a Reino Unido serían un hecho. De hecho, algunos en Bruselas esperan que esta amenaza sea suficiente para evitar una acción radical por parte de Sunak en caso de que acabe asumiendo el cargo de primer ministro.

Un reciente informe del Centro para la Reforma Europea (CER) mostraba que la economía británica es un 5 por ciento más pequeña que si Reino Unido hubiera permanecido en la Unión Europea. El mismo informe estimaba también que la inversión es un 13,7 por ciento menor, y el comercio de bienes un 13,6 por ciento menos en el último trimestre de 2021.

Unas relaciones muy deterioradas

Existe un cierto optimismo tras las palabras de Sunak hace varios meses, en las que se posicionaba en contra de la activación del artículo 16. Sunak señaló en sus declaraciones el peligro de arriesgar la suspensión del acuerdo de comercio y cooperación entre la UE y el Reino Unido.

Pero, con todo, no hay una fe real y perceptible de que las relaciones vayan a mejorar pronto, independientemente de las posiciones de los líderes.

"Me resulta difícil ver hacia dónde puede ir en términos de un enfoque más estructurado", confiesa a Euronews un diplomático. "Después de que Liz Truss llegara teníamos la esperanza, pero mira cómo ha resultado. Se suponía que era más pragmática y que quería resolver el asunto, pero mírala ahora: está adoptando un enfoque mucho más extremo. Para ser honesto, ahora es difícil ver espacio electoral en el Reino Unido para un camino a mejor".

Lo cierto es que la dimisión de Boris Johnson no se ve como un presagio de que el Reino Unido vaya a buscar pronto un enfoque más beneficioso para las relaciones entre la Unión y Londres. En Bruselas existe desde hace tiempo cierta decepción y cansancio a causa de la confrontación de los últimos años.

"De hecho, hubo un poco de regocijo al ver a Johnson irse, pero al final, a estas alturas todos estamos muy bien versados en la política en Reino Unido y entendemos que probablemente no obtendremos una voz razonable", reconoce otro diplomático.

"Reconozcámoslo, desde el referéndum la aguja apenas se ha movido con respecto a la visión de la Unión Europea entre los políticos y los periodistas de Reino Unido, a pesar de que hemos sido totalmente coherentes con nuestra posición. Es un área que siempre encuentra unanimidad; siempre protegeremos el mercado único, ya que es ahí donde residen nuestros intereses."

Según Bruselas, el proyecto de ley del Reino Unido sobre el protocolo de Irlanda del Norte es una violación del acuerdo internacional jurídicamente vinculante firmado por la UE y el Reino Unido.

"La Unión Europea no puede tolerar una situación en la que el Reino Unido establezca de alguna manera sus propias condiciones en cuanto a su uso y entrada en nuestro mercado único; es simplemente inaceptable", sentencia una fuente de la Comisión.

"Hemos intentado durante meses resolver esta cuestión; hemos ofrecido un calendario de discusiones propuestas basado en nuestra oferta de conceder excepciones especiales para Irlanda del Norte, pero el Reino Unido simplemente se ha negado a sentarse a la mesa; Se trata de algo totalmente político", aclara la misma fuente.

Según otro de los diplomáticos entrevistados, en Bruselas se lamenta aún la decisión del Reino Unido de abandonar la Unión, pero lo que es innegable es que siempre estarán del lado de esta: "Nos beneficiamos de una UE fuerte, es lo que necesitamos para nuestra economía. Preferiríamos que el Reino Unido volviera a ser un socio de algún tipo, pero si el Reino Unido nos obliga a elegir, entonces elegiremos la Unión Europea, siempre".

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente