Análisis: 'Lula', regreso al poder en un Brasil muy diferente al de 2002

REUTERS - AMANDA PEROBELLI

Por tercera vez el izquierdista Luiz Inácio ‘Lula’ da Silva ganó las elecciones presidenciales de Brasil. Esta vez, se llevó el 50,9% de los votos frente al 49,1% de su contendor, el ultraderechista Jair Bolsonaro. Un mínimo margen que denota la polarización que atraviesa el país y que será uno de los principales retos del exsindicalista. Al Brasil dividido se le suman problemas socioeconómicos como el hambre y el desempleo.

Un nuevo hito se ha escrito en la historia política de Brasil. El izquierdista Luiz Inácio ‘Lula’ da Silva ganó las elecciones presidenciales por tercera vez. Un estrecho margen de menos de un punto porcentual lo llevó a vencer a su contrincante, el actual mandatario ultraderechista, Jair Bolsonaro.

"Considero este momento casi como una resurrección. Intentaron destruirme y estoy aquí con vida", clamó el exsindicalista tras conocer los resultados.

Se trató de su séptima campaña política hacia la Presidencia. Una que estuvo marcada por fuertes acusaciones entre los dos candidatos y también por las noticias falsas que se extendieron por todo el país.

A pesar de la ferocidad de los ataques de sus opositores, 'Lula' se mostró optimista y vital. Pero a sus 77 años su llegada al Palacio del Planalto será extremadamente distinta a aquella primera vez en 2002.

Tanto él como Brasil han cambiado. 'Lula' reaparece después de haber incluso estado en prisión durante más de quinientos días, luego de ser acusado de corrupción y absuelto posteriormente. Además, ya no es la novedad, sino una cara conocida y una figura ilusionante para una parte del país, que quiere retomar una época que muchos consideran como dorada.

La polarización máxima, uno de los principales retos de 'Lula'


Leer más sobre FRANCE24

Leer tambien:
El izquierdista 'Lula' da Silva ganó el balotaje a Bolsonaro en un Brasil ultrapolarizado
"Gobernaré para todos los brasileños": 'Lula' en su primer discurso como presidente electo