"Es el mejor momento para hacer el amor": el llamativo consejo del canciller ucraniano

Dmytro Kuleba, en una imagen de archivo. (Photo: Valentyn Ogirenko via Reuters)
Dmytro Kuleba, en una imagen de archivo. (Photo: Valentyn Ogirenko via Reuters)

Dmytro Kuleba, en una imagen de archivo.  (Photo: Valentyn Ogirenko via Reuters)

Cientos de localidades de siete regiones ucranianas se quedaron el lunes sin electricidad, y algunas sin suministro de agua, a causa del impacto de los numerosos misiles rusos lanzados. En la capital, Kiev, el suministro prácticamente se ha recuperado, pero en el resto del país, el daño a infraestructuras esenciales es más duradero y aboca a la población a una crisis importante, a las puertas del frío. De ahí que las autoridades pidan ayuda para acelerar la reconstrucción de lo destrozado.

En una entrevista con Hora 25, de la Cadena SER, concedida en la capital del país, el ministro de Asuntos Exteriores de Ucrania, Dmitro Kuleba, se ha referido a esta derivada de la invasión rusa en términos llamativos. “Este es el mejor momento para hacer el amor y disfrutar de la vida”, sostiene, ante la pregunta de si teme que estos ataques afecten al día a día de sus ciudadanos. Kuleba responde a Aimar Bretos con una reflexión inesperada: “En realidad, creo que probablemente la tasa de natalidad en Ucrania mejorará debido a estos apagones, porque la gente tiene que quedarse en casa sin ninguna capacidad de nada, ninguna luz”.

Para quien se extrañe, lo enfatiza: “Lo digo en serio, porque los ucranianos siempre encuentran la manera de salir de las circunstancias más difíciles. Conocemos demasiado bien el daño y el dolor y la muerte que trae consigo Rusia. Así que es mejor sobrevivir con la moral alta y sin electricidad, que con la moral rota y cediendo ante Rusia”, señala.

El canciller explica cómo en su propio edificio han estado sin agua y con apagones, “sólo un ejemplo de las consecuencias de los ataques rusos a las infraestructuras críticas”. “Hasta ahora, el 40% de la infraestructura energética de Ucrania está dañada, gravemente dañada o destruida por Rusia. Es muy grande. Pero estamos afrontando este desafío”, defiende.

En la entrevista, se muestra agradecido a España, cuyo ministro de Exteriores, José Manuel Albares, visitó ayer la zona. “Cuando luchas en la guerra, necesitas muchas cosas. Necesitas literalmente de todo. Pero uno de nuestros puntos débiles es la defensa aérea. Y se está viendo que Rusia está atacando nuestra infraestructura civil. Y me gustaría destacar que todos estos cohetes y drones apuntan a la infraestructura civil, la cual no tiene ningún propósito militar. Es sólo para dañar, para crear condiciones insoportables para los civiles. Esto es lo que intenta hacer Rusia. Así que, por supuesto, cuando España nos proporciona defensa aérea, se lo agradecemos enormemente”, indica.

Kuleba insiste además en que esta no es una guerra sólo contra su país, sino que afecta a todo el mundo libre. “Putin dirigirá sus fuerzas, que ahora están ocupadas en Ucrania, a desafiar a la OTAN y aquellos de ustedes que piensan que no se atreverá a atacar están equivocados. Así que es mucho mejor derrotarlo aquí”, sostiene.

“Todos los países del mundo que quieren redibujar las fronteras con sus vecinos por la fuerza se inspirarán en el éxito de Rusia y Europa tendrá que gastar miles y miles de millones de dinero y esfuerzo político para resolver varias crisis y guerras en diferentes partes del mundo”, insiste. Y, si no se detiene a Putin en este punto, “la crisis alimentaria global continuará desarrollándose en el mundo y esto significa que millones de personas en Asia, África, América Latina lo sufrirán. Así que cualquiera que sea el precio que se está pagando ahora para apoyar a Ucrania, el precio de mitigar las consecuencias de la pérdida de Ucrania será mucho, mucho más alto”, concluye.

¿El fin de esta guerra, por dónde pasa? El ministro lo tiene claro: “Que no esté Rusia en Ucrania, eso para empezar. Tenemos muchos más elementos que intentaremos perseguir. Pero el denominador mínimo absoluto es que Rusia no esté en el territorio de Ucrania”.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR