"Esto es todo, amigos", dice Johnson al despedirse del poder

·5 min de lectura

“Esto es todo, amigos”, ha dicho este martes Boris Johnson al despedirse como primer ministro británico, antes de presentar formalmente su dimisión a la reina Isabel II, jefa de Estado del Reino Unido, en el castillo de Balmoral, en Escocia.

En una declaración ante la residencia oficial del 10 de Downing Street, Johnson destacó entre sus logros el Brexit, la puesta en marcha del programa de vacunación contra la covid-19 y el apoyo a Ucrania tras la invasión rusa del país.

Ante el atril instalado delante de la famosa puerta negra de Downing Street, Johnson ofreció su “ferviente” apoyo al Gobierno de su sucesora, Liz Truss, durante el “duro” momento por el que atraviesan los hogares británicos por el alza de los precios de la energía.

“Esto es todo, amigos. Gracias a todos por venir tan temprano esta mañana. En solo un par de horas estaré en Balmoral para ver a Su Majestad la Reina y finalmente se pasará la antorcha a un nuevo líder conservador”, resaltó el todavía jefe del Gobierno.

En su breve intervención, rodeado por sus compañeros de filas y su mujer, Carrie Johnson, el político conservador resaltó que el Reino Unido “logró el Brexit” y se puso en marcha el programa de vacunación “más rápido en Europa”. “Nunca olviden que el 70 % de toda la población recibió una dosis en seis meses, más rápido que cualquier país comparable. Eso es Gobierno. Eso es este Gobierno conservador”, dijo.

“Sobre todo, gracias a vosotros, al pueblo británico, a los votantes, por darme la oportunidad de servir, a todos vosotros que trabajaron juntos tan incansablemente para vencer la covid”, dijo.

“Juntos, hemos establecido los cimientos que resistirán la prueba del tiempo, ya sea recuperando el control de nuestras leyes o instalando nueva infraestructura vital, una gran mampostería sólida sobre la cual continuaremos construyendo juntos, pavimentando el camino de la prosperidad ahora y para las generaciones futuras”, subrayó Johnson.

Juntos, hemos establecido los cimientos que resistirán la prueba del tiempo, ya sea recuperando el control de nuestras leyes o instalando nueva infraestructura vital, una gran mampostería sólida sobre la cual continuaremos construyendo juntos

En sus palabras ha hecho una referencia clásica -que nadie olvide sus Estudios de Humanidades en Oxford- y ha dicho que, “como Cincinnatus, vuelve a su arado”. Salvó al estado de una invasión y luego, trabajo hecho, regresó a su granja. “También fue un enemigo del pueblo”, aclara en Twitter la mayor especialista en la antigua Roma, Mary Beard.

Tras el discurso, Johnson saludó personalmente a sus compañeros más cercanos y abandonó en coche la calle de Downing Street para volar a Escocia.

En un principio estaba previsto que Isabel II viajara a Londres para el traspaso de poder pero el Palacio de Buckingham, residencia de la familia real, comunicó recientemente el cambio de planes, debido, según los medios, a los problemas de movilidad de la reina.

Johnson renunció en julio por la rebelión de miembros de su Gobierno en protesta por su gestión y por varios escándalos que salpicaron su Ejecutivo, como las fiestas en Downing Street cuando había fuertes restricciones por la pandemia.

Tras la dimisión formal, Isabel II llamará a Liz Truss, todavía ministra de Exteriores, para pedirle que forme Gobierno. Una vez completado el acto constitucional de rigor, la nueva jefa del Gobierno viajará a Londres para designar a los miembros de su Ejecutivo en la residencia de Downing Street. Mañana estará en su primera comparecencia en el Parlamento.

La nueva vida de Johnson

Johnson, cuando pase el día de hoy, comienza una nueva vida. Públicamente no ha cerrado la puerta a un retorno a la política dentro de un tiempo y ha confirmado que prevé embarcarse en negocios millonarios tras su etapa en el poder.Según The Times, el todavía primer ministro británico espera ganar 10 millones de libras (11,5 millones de euros) sólo en un año.

The Telegraph, por su parte, publica hoy que se centrará por ahora en apartarse de la vida pública para escribir y dar conferencias. Se espera que Johnson se salte, de inicio, la conferencia anual del Partido Conservador el próximo mes, ya que busca un perfil bajo en las semanas posteriores a su marcha. Cree que el relevo con Truss está hecho y además hay precedentes, porque David Cameron y Theresa May se comportaron igual, dejando vía libre, sin sombras, a los que vinieron detrás.

Se espera que se concentre en un lucrativo circuito de conferencias, a corto plazo, y que escriba sus memorias después de su renuncia. El expremier lleva tiempo con un libro sobre William Shakespeare “atravesado” y este es el momento de impulsarlo, dicen sus cercanos.

Lord Marland, un par tory y viejo amigo de Johnson, ha enfatizado que habrá muchas y poderosas editoriales pidiendo los derechos de esos libros y que el mandatario hace bien en dejarse querer. “Como primer ministro se gana muy poco dinero y, como ha sido bien documentado, creo que tiene algunos hijos y algunas ex esposas. Así que hay una nómina de facturas bastante grande que tiene que pagar”, sostiene con ironía. Johnson es padre de siete hijos de diversas uniones, dos de ellos bebés nacidos en su mandato.

Al parecer, todo esto lo hará desde la mansión londinense que le va a prestar un amigo. Allí podrá rumiar su marcha que, pese al tono jovial de esta mañana, le pesa. “Los amigos y colegas de Johnson dicen que todavía está triste y desconcertado por su expulsión del cargo menos de tres años después de ganar una mayoría de 80 escaños en las elecciones de diciembre de 2019”, señala el diario.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR