Ambiente más fresco, hasta 5 grados menos, en un fin de semana muy soleado

Agencia EFE
·3 min de lectura

Madrid, 20 nov (EFE).- Tras las amables temperaturas de los últimos días, el fin de semana estará dominado por el tiempo anticiclónico y por viento del norte y noreste, que propiciarán un generalizado descenso, entre 4 y 5 grados de los valores diurnos y algo más intenso por la noche, con heladas en zonas de montaña.

A lo largo de los próximos días, el ambiente cambiará a más fresco con valores más propios ya de esta época del año, ha avanzado a EFE, Rubén Del Campo, portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), quien incide que, la situación parece que comienza a revertir tras este noviembre "bastante más cálido" con máximas muy por encima de la media.

El portavoz ha recordado que esta semana se han alcanzado máximas de hasta 32 grados en las Islas Canarias, 28 grados en puntos de Málaga e incluso 25 grados en zonas del País Vasco.

Este viernes las temperaturas bajan de forma generalizada entre 3 y 5 grados centígrados, y hasta 6/8 grados en el sur de Aragón y se formarán heladas débiles en zonas altas de la mitad norte peninsular, más intensas en áreas de Pirineos.

Por capitales de provincia peninsulares, la jornada más cálida la pasarán en Sevilla, Granada y Huelva con 24 grados, Cádiz con 23 grados, mientras que en Alicante, Almería, Badajoz, Castellón, Córdoba, Jaén, Málaga, Murcia y Valencia (entre otras) los termómetros oscilarán entre 19 y 22 grados.

En el centro peninsular, con máximas algo más bajas, Madrid Toledo y Guadalajara se moverán entre los 15 y 16 grados, ha detallado el portavoz.

Por la noche, las mínimas descenderán hasta 1 grado bajo cero en Teruel, y hasta 0 y 2 grados en Vitoria, Soria, Pamplona, Cuenca, Burgos y Ávila.

Para el sábado, los valores subirán por el día en gran parte de la mitad norte de la Península, para bajar en el valle del Ebro, en la mitad sur y en el área mediterránea peninsular; las nocturnas, en descenso generalizado.

Este día, la máxima la volverá a ostentar Sevilla, y Huelva y Cádiz con 24 y 22 grados respectivamente, seguidas de Alicante y Almería con 20 grados, Badajoz 18 grados, León 17 grados, Logroño 15 grados, y Madrid y Zamora 13 grados; la jornada más fresca la pasarán en Huesca y Lleida con 12 grados.

El domingo persistirá el tiempo soleado, salvo alguna posibilidad de precipitación débil y aislada, en zonas del sur de Baleares, área del Estrecho y Melilla, y con diurnas en ascenso en gran parte del norte y noreste peninsulares, y en descenso en el resto del país, más acusado en el interior de la mitad sur.

Por la noche, también se prevén heladas débiles en zonas montañosas del noreste y en la meseta Norte, sobre todo en puntos de Cuenca, Palencia, Burgos, Pamplona, Salamanca, Soria, Teruel, Vitoria y Zamora.

A partir del lunes y martes, "la situación atmosférica seguirá como una continuación del fin de semana", ha pronosticado Del Campo, para detallar que persistirá la estabilidad generalizada con predominio de cielos poco nubosos o con nubes altas en gran parte del país.

Será a partir del miércoles cuando se prevé un "considerable aumento de la incertidumbre", ante la llegada de un sistema frontal por el noroeste peninsular, lo que favorecerá el aumento de la nubosidad y de lluvias en amplias zonas de la península y de los archipiélagos.

Las precipitaciones podrán ser más probables en el oeste de Galicia y en el sur de la vertiente atlántica, acompañadas de temperaturas más bajas en dichas zonas además del sur peninsular y de las Canarias.

Respecto al viento, predominarán de componente este en los litorales del sur peninsular y Baleares, con intervalos de Levante fuerte en el Estrecho y en Canarias, de componentes este y sur.

(c) Agencia EFE