Amazon demanda a la fiscal general Nueva York para evitar una posible acción legal

Agencia EFE
·2 min de lectura

Nueva York, 12 feb (EFE).- El gigante del comercio electrónico Amazon presentó este viernes una demanda contra la fiscal general de Nueva York, Letitia James, con miras a evitar posibles acciones legales sobre sus protocolos de seguridad por la covid-19 y tras el despido de un empleado que realizó una huelga la primavera pasada.

En la demanda, interpuesta en la corte federal para el distrito Este de Nueva York, Amazon acusó a James de sobrepasar sus límites al ordenar una investigación, que halló que la compañía fundada por Jeff Bezos violó los requisitos de seguridad, y al amenazar con acciones legales, según recogen medios locales, entre ellos CNBC.

En los inicios de la pandemia, Amazon enfrentó denuncias de activistas cuando sus trabajadores, entre ellos Chris Smalls, protestaron por las condiciones en su almacén de Staten Island (Nueva York), lo que llevó a iniciar una investigación por parte de la fiscalía general.

Smalls, un asistente de administración, aseguró que fue despedido después de organizar la huelga el pasado marzo, cuando la pandemia comenzó a extenderse entre el personal del almacén.

Por su parte, la empresa asegura que lo despidió por violar repetidamente los requisitos de distanciamiento social y una licencia de cuarentena pagada, de acuerdo con la demanda.

El pasado noviembre, Smalls presentó una demanda colectiva en nombre de los trabajadores negros e hispanos que, según él, Amazon puso en riesgo.

Amazon reclama además que sus prácticas de seguridad contra el coronavirus "excedieron con creces" lo que exigía el estado en ese momento, y que una inspección no anunciada el 30 de marzo, el día de la huelga, lo demostró, indica el New York Post.

La fiscal James indicó en un comunicado que la demanda "no es más que un triste intento de Amazon de distraer de los hechos y eludir la responsabilidad por sus fallas para proteger a los trabajadores de un virus mortal".

Indicó además que, a lo largo de esta pandemia, los empleados de Amazon se han visto obligados a trabajar en condiciones inseguras, "mientras que la empresa y su director ejecutivo ganaron miles de millones con sus espaldas".

"Nadie nos intimidará, especialmente los acosadores corporativos que anteponen las ganancias a la salud y seguridad de los trabajadores", advirtió.

"Seguimos en nuestros esfuerzos por proteger a los trabajadores de la explotación y continuaremos revisando todas nuestras opciones legales", afirmó.

(c) Agencia EFE