Amarga victoria de los socialistas en las municipales de Portugal, vencidos en Lisboa

·3 min de lectura

Los socialistas del primer ministro António Costa ganaron las elecciones municipales del domingo en Portugal, pero la victoria se vio empañada por la sorpresiva derrota que sufrieron en Lisboa, su feudo desde hacía 14 años.

Según los resultados casi completos divulgados el lunes por la mañana, los socialistas ganaron las elecciones locales por tercera vez consecutiva, con el 34,4% de los votos y al menos 147 municipios.

La oposición de centro-derecha ganó por su parte en 108 alcaldías y obtuvo un 30,8% de los sufragios.

Con todo, se esperaba que el Partido Socialista obtuviera una victoria menor que la de hace cuatro años, cuando consiguieron el mejor resultado de su historia, con 161 alcaldías y el 38% de los votos.

En aquella ocasión, el Partido Socialdemócrata (PSD, centro-derecha) y sus aliados, consiguieron 98 municipios y una marca del 28%.

En cambio, los electores de la capital desbarataron todos los pronósticos al votar mayoritariamente por el excomisario europeo Carlos Moedas, cuya amplia coalición de derecha venció al socialista Fernando Medina, con el 35,8% de los votos, frente al 31,7% recabado por el edil saliente.

Reaccionando al término de la noche electoral, que se alargó hasta primeras horas del lunes, António Costa se mostró satisfecho por una "muy clara victoria" a nivel nacional, pero reconoció la "frustración" que le suponía la "derrota inesperada" en Lisboa.

El próximo alcalde de la capital, de 51 años, fue comisario europeo de Ciencia e Innovación entre 2014 y 2019.

Antes de su paso por Bruselas, fue secretario de Estado y estuvo encargado de los contactos con la troika de acreedores (Unión Europea, Banco Central Europeo y Fondo Monetario Internacional) que, en 2011, rescató a Portugal a cambio de un riguroso plan de austeridad presupuestaria.

- Ningún municipio para la extrema derecha -

Por su parte, el jefe del PSD, Rui Rio, que había advertido que abandonaría la presidencia de la formación si esta obtenía un resultado tan malo como el de 2017, declaró que "hoy estamos en mejor situación para ganar las legislativas de 2023".

Costa dirige el país desde 2015 con el apoyo tácito de los partidos de izquierda antiliberal, que el domingo obtuvieron un peor resultado que en las anteriores municipales.

Los comicios tuvieron lugar en un contexto globalmente favorable para el gobierno de Costa, que acababa de anunciar que, a partir del próximo jueves, se retirarán la mayor parte de las restricciones sanitarias todavía vigentes.

El primer ministro participó activamente en la campaña y prometió enderezar la economía del país, duramente afectada por la pandemia de covid-19, con proyectos de inversión financiados con el plan europeo de recuperación.

En Oporto, la gran ciudad del norte del país, el independiente Rui Moreira consiguió un segundo mandato por un amplio margen, tal y como anticipaban las encuestas.

El partido de ultraderecha Chega, cuyo dirigente André Ventura registró un importante avance en las elecciones presidenciales del pasado enero, obtuvo el 4,2% de los votos pero no conquistó ninguna alcaldía.

tsc/bcr/lch/jvb/pc

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente