Amanda Serrano afirma que Katie Taylor y ella necesitan "una revancha"

San Juan, 13 may (EFE).- La boxeadora puertorriqueña Amanda Serrano afirmó este viernes a Efe que tanto ella como la irlandesa Katie Taylor necesitan "una revancha" para certificar quién es la mejor púgil del mundo tras su reñido y controvertido combate.

Serrano, de 33 años y nacida en Carolina, ciudad vecina a la capital puertorriqueña, cayó ante Taylor el pasado 30 de abril en un atestado Madison Square Garden de Nueva York por decisión mayoritaria.

Dos de los tres jueces votaron 96-93 y 97-93 a favor de Taylor, y uno, 95-94 por Serrano. Un resultado que, sin embargo, muchos seguidores del boxeo criticaron, asegurando que la caribeña triunfó.

"Ambas nos merecemos una revancha", zanjó Serrano en una entrevista con Efe en San Juan, donde recibió en esta jornada una calurosa bienvenida con música y ofreció una rueda de prensa.

SEGURA DE SU VICTORIA

Tras el combate, Serrano, quien vio caer su récord a 42-2-1, no ofreció ninguna opinión sobre el resultado de los jueces pero, después de ver la repetición de la pelea, considera que ganó seis de los diez asaltos.

"Estoy 110 % segura que gané la pelea", subrayó la boxeadora, quien agregó que con su buen trabajo hizo a su equipo "orgulloso y feliz".

Ahora, los promotores de ambas peleadores conversan para llevar a cabo la revancha, la cual se espera que sea en Irlanda, lo que provocaría una presión adicional para Serrano, quien tendría que noquear al menos una vez a Taylor y así tener mayor ventaja en las tarjetas de los jueces.

Para esa posible revancha, el promotor de Serrano, el influencer y empresario estadounidense Jake Paul, dijo a Efe que la boxeadora puertorriqueña deberá ganar entre 2 y 3 millones de dólares.

GRANDEZA PARA EL BOXEO FEMENINO

El combate de Serrano y Taylor marcó un hito en la historia del pugilismo al ser el primero en que dos mujeres protagonizaban un cartel de boxeo y en el que una púgil -esta vez la puertorriqueña- ganó un millón de dólares en una pelea.

"No fue una batalla sino algo más grande para el boxeo femenino. El lleno total en el Madison Square Garden, les enseñamos que podíamos llenar el boxeo", afirmó Serrano.

"Estoy emocionada de formar parte del cambio. Hay grandes cambios. Nos debemos el foco de atención, la paga y creo que el cielo es el límite en el boxeo femenino", agregó.

Además de ser la primera boxeadora en obtener un botín de un millón de dólares, Serrano también es la primera púgil puertorriqueña -hombre o mujer- en ganar títulos en siete divisiones.

Esto, entre otros dotes, ha convertido a Serrano en una heroína puertorriqueña y en el modelo a seguir de muchos niños y niñas de la isla.

UNA ÍDOLO CON PUERTO RICO MUY PRESENTE

Así quedó demostrado este viernes cuando Serrano arribó al centro de entretenimiento, gastronómico y familiar del Distrito T-Mobile en San Juan, donde decenas de niños esperaban para tomarse una foto con ella.

"Caminando acá, me puse a llorar un poco", arrancó diciendo Serrano en la rueda de prensa antes de tener que detener su mensaje por la emoción que le causaron los niños a su llegada al lugar.

Serrano agradeció a su entrenador, Jordan Maldonado, por haberla llevado a convertirse en una boxeadora, luego de que su hermana, Cindy Serrano, empezara entrenando con él en un gimnasio en Nueva York.

Pese a criarse en La Gran Manzana, Serrano afirma sentirse orgullosa de ser puertorriqueña, algo que destaca cuando en cada pelea sube al cuadrilátero con la bandera de Puerto Rico.

"Yo siempre subo con mi bandera, porque me da la fuerza para ganar y boxear con todo mi cuerpo, corazón y esta es la mejor parte: de regresar acá a mi isla para disfrutar con ustedes", resaltó.

Jorge J. Muñiz Ortiz

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente