Cayetana Álvarez de Toledo: "El padre de Iglesias formó parte del antifranquismo antidemocrático"

Erre que erre. La portavoz del PP en el Congreso, Cayetana Álvarez de Toledo, ha vuelto a insistir en que no insultó a Pablo Iglesias ni a su padre, Javier Iglesias, cuando dijo en el Pleno que el vicepresidente segundo era “hijo de terrorista”

Lo ha hecho en una entrevista con el diario ABC en la que asegura que el progenitor de Iglesias “formó parte del antifranquismo antidemocrático” por haber repartido octavillas del FRAP durante el franquismo. 

“Al margen de la actividad que él ejerciera en la organización terrorista, él militaba en esa organización terrorista. Bajo la máscara del antifranquismo se esconden muchas cosas: hubo antifranquistas demócratas, muchísimos, la inmensa mayoría, pero hubo que no lo fueron”, indica Álvarez de Toledo. 

"Bajo la máscara del antifranquismo se esconden muchas cosas: hubo antifranquistas demócratas, muchísimos, la inmensa mayoría, pero hubo que no lo fueron"

Preguntada por qué dijo lo que dijo sobre el padre de Iglesias, la portavoz del PP lo justifica así: “Se acabó pedir perdón a los totalitarios por ser demócratas. Se acabó el síndrome de Estocolmo de la derecha frente a la izquierda más radical. Ojalá esto sirva como punto de inflexión. Ese es el sentido profundo de mi intervención, de la primera palabra a la última”. 

Álvarez de Toledo no se considera responsable de la escalada verbal que se está produciendo. Es más, lo achaca todo a la izquierda. “Es la izquierda la que lleva años en una escalada de agresión, deslegitimación y demonización de la derecha y de los demócratas en general. La izquierda exige impunidad para calumniar mientras niega a la derecha el derecho a decir la verdad”. 

Y pone de ejemplo el episodio que vivió al día siguiente Iglesias con el portavoz de Vox, Iván Espinosa de los Monteros, cuando insinuó que a la ultraderecha “le gustaría dar un golpe de Estado pero no se atreve”. “No hay equiparación entre lo que él dijo y lo que yo dije. Lo suyo es un juicio absoluto de intenciones sobre la voluntad golpista de un grupo parlamentario, entró en la especulación y en el insulto más grave que se le puede hacer a un demócrata. Y eso se mantuvo en el Diario de Sesiones”, se queja. 

Álvarez de Toledo critica a la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, por quitar del Diario de Sesiones la expresión que usó contra Iglesias y pide que si se elimina lo de “hijo de terrorista” se elimine también el “marquesa” que le dedicó el vicepresidente. 

"El antifranquismo blanquea sus propósitos y sus métodos violentos. Se presentan como demócratas por antifranquistas y eso es lo que hay que desmontar"

Lejos de enfriar el enfrentamiento, la portavoz del PP vuelve a cargar contra Iglesias y le vincula directamente con otra organización terrorista: ETA. 

“El señor Iglesias defiende a Otegi, justifica a ETA, avala a los golpistas de Cataluña y luego nos da lecciones de democracia a los demás”, indica Álvarez de Toledo, quien acusa a Iglesias de querer “cargarse el orden democrático”. 

“De ahí su vinculación con ETA, con el mundo de la violencia, con el golpismo, con el separatismo catalán unilateralista”, insiste la portavoz del PP, que hila el antifranquismo con todo esto: “A raíz del episodio del Congreso ha aflorado esta cuestión, con una derivada: los radicales reclaman una legitimidad moral como antifranquistas. El antifranquismo blanquea sus propósitos y sus métodos violentos. Se presentan como demócratas por antifranquistas y eso es lo que hay que desmontar”.  

 

TE PUEDE INTERESAR

El padre de Iglesias denunciará a Álvarez de Toledo aunque reconoce que le "jode": "Las multas las pagamos entre todos"

Wyoming, a la clase política: "¿Al trabajador de Nissan le sirven de algo los insultos al padre de Pablo Iglesias?"

El malestar de Feijóo con Álvarez de Toledo: "Un grave error"