Alumnos con altas capacidades desatendidos, diana para el acoso escolar

·4 min de lectura

Barcelona, 2 mayo (EFE).- Los alumnos con altas capacidades tienen elevada inteligencia, son muy sensibles, poseen un acentuado sentido de la justicia y maduran antes que el resto de niños de su edad, y si estas particularidades no se atienen en la escuela acaban convertidos en diana para el acoso, que a menudo deriva en fracaso educativo.

A lo largo de la escolarización, V.C. ha sufrido el acoso de compañeros. Tiene 17 años y en una entrevista con Efe ha afirmado: "Aún me siento puteado".

Sufre ansiedad, su coeficiente intelectual supera en mucho el 140 y ha pedido "un sistema educativo capaz de darnos respuesta" porque el acoso "viene de los compañeros", pero "muchas veces lo provocan los profesores", ha dicho este lunes, coincidiendo con el Día Contra el Acoso Escolar.

V.C. culpa a los docentes porque "en su mediocridad, te ofrecen alternativas pensando que son estimulantes, como encargarte más trabajo", cuando "en realidad sientes que te están penalizando por ser más inteligente".

"No se puede hablar de ello, es un tema tabú", ha dicho con pesar el joven, que ha denunciado que a los alumnos "por debajo del nivel se les ayuda", pero "si estás por encima no lo hacen, te ponen en el centro de la diana y eres blanco directo para el acoso".

El caso de M.C.P, un alumno de 11 años que estudia sexto de primaria, no es más alentador. El niño, con un aplomo y serenidad poco frecuentes para su edad, ha confesado a Efe que "en el colegio siento tristeza, aunque en público intento disimular".

"En clase no hay respeto, mis compañeros son críos y se comportan como niños de 5 años maleducados", ha lamentado el niño tras relatar que es víctima de "burlas constantes, insultos y de acciones como estropear o esconder mi material escolar" debido a que en el patio prefiere leer, a sus intervenciones en clase y a un carácter más profundo y reflexivo que el resto de alumnos.

Algunos profesores han incentivado estas acciones con expresiones como "tú no hace falta que hables, que lo sabes todo", ha afirmado su madre a Efe.

Sobre sus profesores, M.C.P. ha lamentado que cuando les advierte de las agresiones, "se enfadan conmigo, me llaman chivato, maleducado o me amenazan con llevar mi caso a dirección, cuando yo no molesto a nadie, solo busco ayuda".

La consecuencia de todo ello es que el niño "se siente solo, sin amigos" y "está al borde de la depresión", cuando la relación con personas mayores es "completamente normal", ha afirmado su madre.

Por ello, y avalada por informes de expertos, la familia ha pedido al centro que su hijo, cuyas notas son excelentes, curse segundo de ESO en lugar de primero el año próximo.

Por su parte, a A.G.F, de 13 años, le interesan mucho la actualidad política y la historia, de las que tiene unos "amplísimos conocimientos", lo que, "unido a su carácter intenso" y a la falta de intereses comunes con sus compañeros, lo han convertido en blanco de los ataques de buena parte ellos, ha confesado su madre.

Los ataques, que venían produciéndose desde años anteriores, han llegado a la violencia física este curso, con empujones contra la pared, donde acorralan al niño, o con intentos de ahogo presionando el cuello con la mano además de las burlas persistentes, ha detallado la madre.

En este caso, el centro educativo "ataja los episodios de violencia", que "se calman por un tiempo pero vuelven a repetirse", ha lamentado la mujer, que ha pedido "más información sobre las actuaciones hacia los agresores".

Aunque el niño asegura que le "resbalan" los comentarios de los compañeros, "ha habido días en los que le ha costado ir a clase", lo que "es muy peligroso", ha dicho su madre.

En su consulta, el equipo que dirige la psicóloga especializada en altas capacidades Montse Pinillos ha tratado durante los últimos cinco años más de 500 casos de alumnos con altas capacidades a los que el sistema educativo no da respuesta y que "muy a menudo acaban siendo víctimas de acoso escolar".

"La inteligencia se penaliza" hasta el punto de que "hay profesores que llegan a afirmar que la culpa de las agresiones es de la víctima por hacer cosas como estar leyendo en la hora del patio y no jugando con los otros compañeros", ha detallado la psicóloga.

Montse Pinillos ha asegurado que "en la mayoría de los casos, el recorrido escolar de estos alumnos es complicado" y que se ha encontrado "a menudo con autolesiones, sobre todo en adolescentes", porque "se sienten solos y rechazados".

En el caso de los adolescentes con altas capacidades, Pinillos ha relatado que el acoso "provoca un intenso sufrimiento interno" que, "si no se exterioriza, puede derivar en el consumo de tóxicos y en ingresos en centros de día, en centros de rehabilitación o en psiquiatría".

La psicóloga también ha denunciado que entre el profesorado "abunda la falta de formación, los prejuicios y los estereotipos respecto a este tipo de alumnos", que "si no tienen recursos para mimetizarse en el grupo, a veces bajando las notas o respondiendo erróneamente a voluntad delante del resto, acaban aislados y a menudo acosados".

Carme Picart

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente