Un alto mando estadounidense declara que la guerra de Afganistán fue un "fracaso estratégico"

·1 min de lectura

Un "fracaso estratégico", así ha calificado un alto mando estadounidense la guerra de 20 años en Afganistán. Fue sólo una de las varias confesiones que se ha hecho durante una audiencia en el Senado sobre la caótica retirada de Estados Unidos del país. Tanto los mandos militares como sus jefes civiles se han turnado para declarar.

Mark Milley, jefe del Estado Mayor de EEUU señala: "Creo que nuestra credibilidad con los aliados y socios de todo el mundo, y con los adversarios, está siendo duramente analizada por ellos para ver qué camino va a tomar esto. Y creo que "daño" es una palabra que podría usarse, sí".

Lloyd Austin, secretario de Defensa de EEUU, apunta: "Ayudamos a construir el Estado, señor presidente, pero no pudimos forjar una nación. La realidad es que el ejército afgano que nosotros y nuestros socios entrenamos simplemente se disolvió, en muchos casos sin disparar un tiro, nos cogió a todos por sorpresa y sería falso afirmar lo contrario. "

El general Milley especuló sobre las consecuencias de la retirada: "Una Al-Qaeda o ISIS reconstituida con aspiraciones de atacar a Estados Unidos es una posibilidad muy real. Y esas condiciones para que haya actividad en espacios no gobernados podrían presentarse en los próximos 12 a 36 meses. Esa misión será mucho más difícil ahora, pero no imposible. Continuaremos protegiendo al pueblo estadounidense".

La audiencia es en principio una evaluación de toda la política estadounidense en Afganistá, pero con Joe Biden actualmente en la Casa Blanca puede convertirse en un juicio sobre su mandato.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente