Un alto ejecutivo de la empresa de Trump, llamado a testificar en Nueva York

·3 min de lectura

Nueva York, 4 jun (EFE).- Uno de los ejecutivos de más rango en la Organización Trump ha sido llamado a testificar ante un gran jurado de Nueva York en el marco de la investigación sobre los negocios del expresidente estadounidense Donald Trump, según informaron este viernes medios locales.

Se trata de Jeff McConney, vicepresidente senior e interventor de la empresa y que, tras años en ese puesto, es una de las figuras con más acceso y conocimientos de las finanzas de la firma.

Según la cadena ABC News, que cita a fuentes anónimas, McConney ya ha declarado ante el gran jurado, mientras que The New York Times señala que ha sido convocado, pero no ha podido confirmar si efectivamente su testimonio ha tenido lugar.

El gran jurado especial, convocado recientemente por la Fiscalía del distrito de Manhattan, debe ser quien decida si se imputan cargos penales a Trump, a su empresa o algunos de sus empleados.

Las pesquisas abarcan posibles fraudes fiscales, de seguros y otros delitos de alcance penal, supuestamente cometidos antes de la llegada de Trump a la Casa Blanca.

Estos podrían incluir tasaciones infladas, desgravaciones sin justificación y contabilidad duplicada para, a la postre, no pagar o pagar muy pocos impuestos durante años, según ha ido trascendiendo.

El fiscal de Manhattan, Cyrus Vance, consiguió un gran triunfo el pasado febrero, cuando logró acceso a años de declaraciones de impuestos de Trump tras una larga batalla legal en la que el Tribunal Supremo terminó por rechazar los argumentos del expresidente para que esos documentos se mantuvieran confidenciales.

La Fiscalía, además, ha estado investigando los pagos secretos de dinero que la campaña electoral de Trump hizo a la actriz porno Stormy Daniels para evitar que hiciera pública una supuesta relación sexual con el entonces candidato a la Presidencia, dado que podrían infringir la legislación del estado de Nueva York.

El mes pasado, la fiscal general de Nueva York, Letitia James, que desarrollaba en paralelo una investigación civil en torno a la empresa de Trump, anunció que se sumaba a la vía criminal abierta por Vance.

Según varios medios, los fiscales se están centrando actualmente en la figura de Allen H. Weisselberg, desde hace décadas jefe financiero de la Organización Trump, a quien se le han requisado documentos en el marco de la investigación y, que según algunas fuentes, sería el principal objetivo de los fiscales de cara a contar con alguien que coopere y testifique contra el expresidente.

McConney, como interventor, es una de las figuras más cercanas a él dentro de la compañía y, según los medios, su llamada a declarar mostraría que las investigaciones en torno a Weisselberg han pasado a una nueva fase, con el gran jurado escuchando testimonios al respecto.

“Complejos asuntos contables son cruciales en esta investigación, como también lo es el conocimiento y la intención de personas dentro de la Organización Trump involucradas en estas transacciones”, explicó a ABC News Daniel R. Alonso, un exfiscal neoyorquino.

Según Alonso, en este tipo de pesquisas, las dos figuras más importantes -ya sea como objetivo o como testigos- son el jefe financiero de la empresa y su interventor, en este caso Weisselberg y McConney.

Trump siempre ha negado los posibles delitos que se investigan y desde el primer momento ha defendido que se trata de un componente más de una "caza de brujas" en su contra, un mensaje que reiteró recientemente tras conocerse la convocatoria del gran jurado.

(c) Agencia EFE