El PP promete combatir la ley Celaá en todas las instancias que sean necesarias

Agencia EFE
·2 min de lectura

Madrid, 20 nov (EFE).- El portavoz del PP y alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, ha aseverado este viernes que su partido combatirá la ley Celaá "en todas las instancias que sean necesarias", al considerar que "no es una buena ley" por haberse elaborado "desde la falta de consenso".

El Congreso aprobó este jueves la reforma educativa del Gobierno, la Lomloe o ley Celaá, tras un bronco debate sobre cómo queda el castellano en la norma o los centros concertados y los de educación especial, y el PP, Ciudadanos y Vox ya han anunciado que la derogarán en cuanto puedan al considerar que se ataca a la libertad.

"El PP no está contra la ley Celaá, el PP lo que está es por la libertad educativa, por la libertad de los padres y por el mantenimiento de los centros de educación especial", ha declarado Martínez-Almeida durante la presentación de las obras de reforma del Nudo Norte de la M-30.

El portavoz popular ha reprochado al Gobierno de Pedro Sánchez que haya abordado "una cuestión de Estado" desde "la falta de consenso", y en concreto ha censurado que el castellano "no tenga carácter vehicular" o que se atente, a su juicio, contra los principios "de esfuerzo y sacrificio en el estudio".

Por otro lado, la vicealcaldesa de la ciudad, Begoña Villacís (Cs), ha dicho a los medios tras la firma de un convenio para mejorar la inserción laboral de mujeres víctimas de violencia que "quien esté diciendo que la ley Celáa no afecta a la concertada miente o no se ha leído la ley" porque "por ejemplo, desde el Ayuntamiento, a partir de la publicación de la ley, no vamos a poder ceder ningún suelo para la edificación de un colegio concertado".

Sobre el castellano como lengua vehicular ha apuntado que "esta ley quiere ser una herramienta de igualdad y supone todo lo contrario, supone una herramienta de desigualdad porque solo van a tener derecho a matricularse en la lengua materna en las condiciones que quieren los padres aquellos que se lo puedan permitir".

"Sinceramente creo que es injusto y creo que atenta contra dos cosas que son fundamentales, que son principios de democracias liberales como es España, o éramos, que son el valor de la libertad y el valor de la igualdad", ha comentado.

(c) Agencia EFE