Almeida, a un escaño de perder la Alcaldía de Madrid

José Luis Martínez-Almeida.
José Luis Martínez-Almeida.

José Luis Martínez-Almeida.

Si en política un mes es una eternidad, qué decir siete meses. Eso es lo que queda para que los ciudadanos acudan a las urnas en las elecciones municipales y autonómicas, que tendrán lugar en la última semana de mayo de 2023.

Pero los partidos ya se encuentran en modo electoral y ponen su vista esta primera cita del año que viene —la siguiente serán las generales en otoño—.

Por eso comienzan a salir los primeros sondeos para ver cuánta agua hay en cada piscina y cómo respira el electorado en cada región y en cada ciudad.

Una de las plazas más jugosas es la capital de España, donde el PP perdió las últimas elecciones pero consiguió gobernar merced a la mayoría que logró sumar con Ciudadanos y el partido de extrema derecha Vox.

José Luis Martínez-Almeida conseguía, pese a su derrota, arrebatar la Alcaldía a la entonces regidora, Manuela Carmena, que dejaba la política tras cuatro años en el Consistorio y una victoria amarga por la falta de mayorías por la izquierda, que sumó 27 escaños, a dos de la mayoría frente a los 30 del bloque de la derecha.

Cuatro años después, la situación está mucho más apretada según un sondeo elaborado por 40dB para Más Madrid al que ha tenido acceso El HuffPost.

El PP lograría mejorar bastante respecto a las municipales de 2019, pasando del 24,3% de los votos al 37,7% y volviendo a ser la fuerza más votada. Algo que hace cuatro años consiguió Más Madrid, que caería del 31% al 28,5%.

La tercera posición sería para el PSOE, que todavía sin candidato confirmado, mejora pasando del 13,8% que logró Pepu Hernández en 2019 al 18,1%.

La caída más fuerte, como era previsible, se produce en Ciudadanos, que pasa del 19,2% de 2019, cuando llegó a ser tercera fuerza por delante del PSOE, a ser la última con apenas un 6,2%.

La extrema derecha de Vox apenas varía respecto a las últimas municipales, dejándose dos décimas con un 7,5%.

Traducido en escaños, el PP pasaría de los 15 actuales a tener 22 asientos, Más Madrid, por su parte, perdería dos y se quedaría con 17. El PSOE, que apenas logró 8 hace cuatro años, ahora obtendría 11. Vox se quedaría con los 4 que ya tiene y Ciudadanos, que actualmente cuenta con once, tan sólo tendría tres asientos.

A nivel de bloques, esto significa que el PP mantendría el poder con las actuales alianzas con Ciudadanos y Vox, aunque por tan sólo un escaño, al sumar 29 asientos.

El bloque de la izquierda, liderado por Más Madrid, obtendría 28 escaños, quedándose a uno sólo de arrebatarle la Alcaldía a Martínez-Almeida.

El regidor no logra capitalizar, como sí le pasa a Ayuso, estos años en el poder y a quien asuntos como la suciedad de la capital y sobre todo el escándalo de las mascarillas podrían terminar por pasarle factura si la oposición logra sacarle partido en los meses que restan hasta los comicios.

TE PUEDE INTERESAR