Almeida asegura que es "víctima de la cultura de la cancelación" tras evocar a un franquista

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, atiende a la prensa a su llegada a la Catedral de La Amudena. (Photo: Chema Moya / EFE)
El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, atiende a la prensa a su llegada a la Catedral de La Amudena. (Photo: Chema Moya / EFE)

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, atiende a la prensa a su llegada a la Catedral de La Amudena. (Photo: Chema Moya / EFE)

Continúa la polémica en Madrid después de que el alcalde José Luis Martínez-Almeida haya reivindicado la existencia en el callejero de la capital de una vía dedicada al fundador de la Legión, Millán Astray, durante el acto en el que se inauguró la estatua en honor a este cuerpo. Tras conocerse que el Gobierno investiga si se vulneró la Ley de Memoria Democrática al evocar al franquista, Almeida ha salido al paso de las críticas esgrimiendo que es “víctima” de la “cultura de la cancelación”.

En este sentido, el regidor de la capital ha cargado contra la izquierda al señalar que “la superioridad moral y la hipocresía de la izquierda hace que ponga el grito en el cielo, sencillamente porque en un acto en el que se homenajea a la Legión se mencione al fundador de la Legión, que tiene una calle antes de la Guerra Civil”.

“En Madrid no hay acuartelamientos de la Legión, pero se le rinde tributo a lo largo y ancho de toda la ciudad; el barrio del Tercio en Carabanchel, con la calle Millán Astray, al legionario Queija de Vega, y la que recuerda su gesta y heroicidad del cabo Suceso Terreros”. Palabras de Almeida en el acto en honor a la Legión.

Almeida alude a Otegi y al fusilamiento de Companys

En este sentido, Almeida ha contrapuesto la evocación que hizo de Millán Astray con otros homenajes políticos, como el del expresidente de la Generalitat Lluís Companys -por cierto, fusilado tras la Guerra Civil-, pero también ha recurrido a otras críticas habituales como al eventual apoyo de EH Bildu a algunas medidas del Ejecutivo.

“Mientras que se homenajea a golpistas, convictos, condenados, confesos y culpables, como Largo Caballero y Lluís Companys [el 21 de diciembre de 2018 el Gobierno restituyó la honorabilidad de Companys]”, comenzó esgrimiendo Almeida para acabar hablando de EH Bildu. “Mientras se pacta la Ley de Memoria Democrática con un terrorista, convicto, confeso, culpable y condenado como Arnaldo Otegi.

Así, Almeida ha resuelto que “por tanto, lecciones en ese sentido ni una, sobre todo cuando la Justicia ha avalado la permanencia de esa calle en la ciudad de Madrid”.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR