Alimentos para fortalecer los pulmones: cuáles debemos escoger

·3 min de lectura
Photo credit: Kseniya Ovchinnikova
Photo credit: Kseniya Ovchinnikova

Mantener una alimentación saludable es vital tanto para la salud como para fortalecer el sistema respiratorio. Y es que el buen funcionamiento de nuestros pulmones recae, además de en otros hábitos, en mantener una dieta sana. "Los alimentos mágicos no existen, pero sí que podemos tener en cuenta los beneficios nutricionales de los productos que ingerimos para crear una alimentación equilibrada para estar sano y fuerte y responder ante cualquier ataque" afirma Blanca Entrecanales, fundadora de Dehesa El Milagro, una granja ecológica integral.

Una correcta cantidad de agua diaria, la eliminación del tabaco o de productos procesados de nuestra cesta resulta crucial para acelerar el proceso de desintoxicación de los pulmones. Actos muy sencillos que quizás habíamos pasado por alto y que son muy importantes a la hora de realizar la compra.

Qué alimentos evitar y cuáles introducir obligatoriamente en el carrito es el primer paso para lograr nuestro objetivo: fortalecer nuestro sistema respiratorio. Por ello, desde Dehesa el Milagro nos han dejado una lista de aquellos productos que son fundamentales.

Los alimentos que debemos incluir en nuestra dieta

Las frutas

Actúan como excelentes antioxidantes y reducen el estrés al que se someten las vías respiratorias. Los cítricos como la naranja y mandarina: previenen infecciones respiratorias gracias al elevado contenido de vitamina C, que refuerza las defensas del organismo.

En el caso de las manzanas, ayudan a prevenir enfermedades pulmonares y a mantener el sistema respiratorio sano gracias a sus vitaminas (E y C). Los frutos rojos por su parte, (moras, arándanos y frambuesas) son ricos en vitamina C y antioxidantes por lo que neutralizan los efectos negativos de los radicales libres.

Rábanos y cebollas

Los rábanos contienen compuestos azufrados, capaces de eliminar la mucosidad bronquial, y tienen la propiedad de disminuir la congestión de las vías respiratorias. En el caso de la cebolla, esta contiene compuestos que ayudan a mejorar la actividad antiinflamatoria de las mucosas, y además favorece la humedad de las vías respiratorias y ayuda a expulsar las flemas.

Tomate

El tomate contiene un antioxidante llamado licopeno, que protege las células de los radicales libres responsables de la degeneración de los tejidos y mejora la resistencia de la piel frente a la radiación solar.

Huevo

La yema de huevo contiene vitamina A, un nutriente muy beneficioso para la salud respiratoria. Resulta fundamental para el cuidado y regeneración de las mucosas dañadas e inflamadas en numerosos trastornos respiratorios (asma, bronquitis, EPOC...).

Photo credit: Caroline Attwood @carolineattwood para Unsplash
Photo credit: Caroline Attwood @carolineattwood para Unsplash

Cúrcuma

Se utiliza desde tiempos inmemoriales por su poderosa acción antioxidante, así como por su capacidad antiinflamatoria, que repercute en la salud de todo el organismo, particularmente en la de los pulmones. Puedes probar a condimentar tus recetas con cúrcuma o probarlo también en la versión latte o Golden Milk (para los amantes de las bebidas calentitas).

Ajo

El ajo destaca porque posee propiedades antisépticas, depurativas y bactericidas. Además, es expectorante y desinflamante y muy adecuado para casos de bronquitis y tos; y por sus propiedades antibióticas, también ayuda a frenar las infecciones ayudando a aliviar la inflamación.

Jengibre

Entre sus múltiples beneficios, el jengibre ayuda a eliminar toxinas y limpiar el sistema respiratorio gracias a su efecto antiinflamatorio.