Alexei Navalny: más de 2.000 arrestados en las protestas en Rusia por la detención del prominente opositor a Putin

Redacción - BBC News Mundo
·4 min de lectura
La policía detiene a una manifestante en una protesta en San Petersburgo.
En varias ciudades pudieron verse imágenes de policías golpeando o arrastrando a manifestantes.

Aunque fue encarcelado inmediatamente a su regreso a Rusia, el destacado opositor Alexei Navalny sigue siendo motivo de preocupaciones para el Kremlin.

Este sábado, la policía rusa detuvo a más de 2.000 personas que participaban en las multitudinarias protestas en apoyo a Navalny, según informaron organizaciones no gubernamentales que hacen seguimiento de estas manifestaciones.

Decenas de miles de personas desafiaron una fuerte presencia policial para unirse a algunas de las manifestaciones más grandes contra el presidente Vladimir Putin ocurridas en los últimos años.

En Mosú, la policía antidisturbios fue vista golpeando y arrastrando a personas que participaban en la protesta.

Policías rusos deteniendo a un manifestante.
Se estima que solamente en Moscú hubo unos 900 detenidos.

Navalny, el opositor a Putin de mayor perfil, convocó a protestas pacíficas tras ser arrestado el domingo a regresar al país desde Berlín, donde se había estado recuperando del ataque con un agente nervioso que sufrió en Rusia en agosto y que casi le costó la vida.

Al llegar a Rusia fue detenido inmediatamente y declarado culpable de violar las condiciones de la libertad condicional.

Alexei Navalny regresó a Rusia el fin de semana pasado en un avión lleno de periodistas.
Alexei Navalny regresó a Rusia el 17 de enero en un avión lleno de periodistas.

Él dice que es un caso inventado diseñado para silenciarlo.

OVD Info, una ONG independiente que supervisa las manifestaciones, dijo que unas 2.500 personas habían sido detenidas, más de 900 de ellas solo en Moscú. El Kremlin no ha comentado sobre el tema.

"Estoy cansado de tener miedo"

Las manifestaciones no autorizadas se llevaron a cabo desde el extremo oriental de Rusia y Siberia hasta Moscú y San Petersburgo.

Policías antidisturbio reprimiendo la manifestación proNavalny en Moscú.
La policía usó sus porras para someter a los manifestantes que protestaron en Moscú.

Entre los asistentes había desde estudiantes de educación secundaria hasta personas mayores.

Al menos 40.000 personas se unieron a una manifestación en el centro de Moscú, estimó la agencia de noticias Reuters.

Los observadores dicen que esta fue la protesta más grande en la capital desde las manifestaciones de 2019. Pero el Ministerio del Interior de Rusia redujo el cálculo del número de manifestantes a 4.000.

"Libertad para Navalny" y "¡Putin, vete!" fueron algunos de los eslóganes que corearon algunos de los manifestantes congregados en la plaza Pushkin de la capital rusa.

Una mujer le dijo a la BBC que había decidido unirse a la manifestación porque "Rusia se ha convertido en un campo de prisioneros".

Sergei Radchenko, un manifestante de 53 años en Moscú, dijo a Reuters: "Estoy cansado de tener miedo. No solo he aparecido por mí y Navalny, sino por mi hijo porque no hay futuro en este país".

Lyubov Sobol, una destacada asistente de Navalny que ya había sido multada por instar a los rusos a unirse a las protestas, tuiteó un video de la policía apartándola bruscamente durante una entrevista con periodistas.

La esposa de Navalny, Yulia, fue detenida brevemente durante el mitin. Ella publicó una imagen en su cuenta de Instagram con la leyenda: "Disculpas por la mala calidad. Muy mala luz en la camioneta de la policía".

Mientras tanto, una fuente de noticias independiente, Sota, dijo que al menos 3.000 personas se habían unido a una manifestación en la ciudad de Vladivostok, aunque las autoridades locales rebajan esa cifra a 500.

Imágenes de AFP mostraron a la policía antidisturbios corriendo hacia una multitud y golpeando a algunos de los manifestantes con porras.

En la ciudad siberiana de Yakutsk, los asistentes a una pequeña protesta vieron cómo las temperaturas bajaron hasta los -50 ° C (-58 ° F).

Antes de las manifestaciones, las autoridades rusas habían prometido una dura represión. Varios de los colaboradores cercanos de Navalny, incluida su portavoz Kira Yarmysh, fueron arrestados a principios de semana.

Cortes en los servicio de telefonía móvil e internet

Durante la jornada hubo informes de interrupciones en la cobertura de telefonía móvil e Internet, aunque no se sabe si esto estuvo relacionado con las protestas.

La policía había advertido que las protestas no autorizadas como esta en Jabárovsk, una ciudad próxima ala frontera con China, serían "suprimidas de forma inmediata".
La policía había advertido que las protestas no autorizadas como esta en Jabárovsk, una ciudad próxima ala frontera con China, serían "suprimidas de forma inmediata".

La aplicación de redes sociales TikTok se había inundado de videos que promocionaban las manifestaciones y compartían mensajes virales sobre Navalny.

En respuesta, el organismo de control oficial de los medios de comunicación de Rusia, Roskomnadzor, exigió que TikTok elimine cualquier información que "anime a los menores a actuar ilegalmente", amenazando con multas importantes.

Por su parte, el Ministerio de Educación había dicho a los padres que no permitieran que sus hijos asistieran a ninguna manifestación.

En un esfuerzo por obtener apoyo antes de las protestas, el equipo de Navalny lanzó un video sobre un resort de lujo en el Mar Negro que, según ellos, pertenece al presidente Putin, una acusación negada por el Kremlin. El video ha sido visto por más de 65 millones de personas.

El jefe de política exterior de la UE, Josep Borrell, dijo que los ministros de Relaciones Exteriores del bloque discutirían la represión rusa el lunes.

"Deploro las detenciones generalizadas, el uso desproporcionado de la fuerza, la reducción de las conexiones telefónicas y de Internet", escribió en Twitter.

Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.