Los volcanes Fuego y Pacaya causan caída de ceniza en 20 comunidades de Guatemala

Agencia EFE
·3 min de lectura

Guatemala, 14 feb (EFE).- La erupción del volcán de Fuego y el aumento de la actividad del Pacaya, dos de los conos más activos de Guatemala provocaron este domingo la caída de partículas de ceniza en al menos 20 comunidades, una de las cuales, San Juan Alotenango, se declaró en alerta roja.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Sismología, Vulcanología, Meteorología e Hidrología (Insivumeh), el volcán de Fuego, de 3.763 metros sobre el nivel del mar, registró este domingo una "erupción declarada" con flujos piroclásticos y de lava.

Aunque la actividad ya descendió, las autoridades no descartan que dado el patrón eruptivo del coloso, situado entre los departamentos de Escuintla, Sacatepéquez y Chimaltenango, se reactive en cualquier momento, por lo que han puesto en alerta a las autoridades municipales, locales y comunitarias de esa región.

En el municipio de San Juan Alotenango, el alcalde y miembros de la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred) decidieron declarar, como medida de prevención, la alerta roja debido a la fuerte caída de ceniza.

Debido al cambio del viento en las últimas horas, la erupción del volcán de Fuego provocó la dispersión de ceniza en Santiago Sacatepéquez, San Bartolomé Miltas Altas, San Lucas, Jocotenango, Antigua Guatemala, Santa Catarina Barahona, San Miguel Dueñas, Alotenango, todas en el departamento de Sacatepéquez.

También en los municipios de Villa Nueva, Petapa, Amatitlán, San José Pinula y Fraijanes, en el departamento de Guatemala, y Santa Cruz Naranjo, de Santa Rosa.

Los flujos piroclásticos, una mezcla de ceniza, rocas y gases volcánicos a altas temperaturas se desplazaron desde el cráter del volcán, mientras que los ríos de lava se dirigieron hacia las barrancas Ceniza y Seca con una longitud superior a 1,5 kilómetros.

Las explosiones fuertes que se registraron lanzaron ceniza a 4.600 metros sobre el nivel del mar. Los cuerpos de socorro se declararon en alerta ante cualquier emergencia, sobre todo en Alotenango.

Los cuerpos de socorro y las autoridades recomendaron a la población evacuar hacia albergues si se complica la caída de ceniza en Alotenango, hasta donde el Ejército ha desplazado un contingente como medida de prevención.

La última gran erupción de un volcán en Guatemala sucedió el 3 de junio de 2018, cuando el volcán de Fuego arrebató la vida de 202 personas y dejó calcinadas y sepultadas a otras 229.

TAMBIÉN EL PACAYA SIGUE CON EFUSIVA ACTIVIDAD

Mientras que el volcán de Pacaya, situado en el municipio de San Vicente Pacaya, en el departamento sureño de Escuintla, continuó este domingo con su actividad alta y registró una nueva expulsión de material incandescente a 250 metros de altura del cráter y columnas de ceniza a 2.900 metros sobre el nivel del mar, según alertó el Insivumeh.

En el flanco sur del cono volcánico se mantiene el flujo de lava con una longitud de 1.000 metros y las autoridades no descartan que incremente su actividad en las próximas horas.

La Conred ha pedido a la población que evite poner en riesgo su vida y les recomendó una autoevacuación, pero hasta ahora no se reportan personas en albergues.

De acuerdo con el ente científico, la actividad del volcán de Pacaya provoco caída de ceniza en las poblaciones de Santa Elena Barillas, El Verde, El Chipilnar, El Jocotillo y Los Llanos, en el departamento de Guatemala, así como en Santa Cruz Naranjo, en Santa Rosa.

(c) Agencia EFE