Los alentadores datos sobre la vacuna contra el virus del papiloma humano (VPH) y la reducción del cáncer de cuello uterino

·5 min de lectura
Foto de una joven que recibe una inyección en el brazo
Foto de una joven que recibe una inyección en el brazo

La vacuna contra el virus del papiloma humano (VPH) está reduciendo los casos de cáncer de cuello uterino -también llamado cáncer cervical- en casi un 90% en Reino Unido, según muestran los primeros datos de la vida real en ese país.

La ONG Cancer Research UK describió los hallazgos como "históricos" y dijo que mostraban que la vacuna estaba salvando vidas.

Casi todos los cánceres de cuello uterino son causados por virus, y la esperanza es que la vacunación pueda prácticamente eliminar la enfermedad.

Los investigadores dijeron que este éxito significa que las personas vacunadas también podrían necesitar muchas menos citologías cérvico-vaginales (más conocidas como test de Papanicolau o Pap).

El cáncer de cuello uterino es el cuarto cáncer más común en mujeres en todo el mundo y mata a más de 300.000 cada año.

Casi nueve de cada 10 muertes se producen en países de ingresos bajos y medianos donde hay poco acceso a las pruebas de detección del cáncer de cuello uterino.

La esperanza es que la vacunación tenga un impacto aún mayor en esos países que en naciones más ricas.

Más de 100 países han comenzado a usar la vacuna como parte de los planes de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para eliminar el cáncer cervical.

En Reino Unido, a las niñas se les ofrece la vacuna entre los 11 y los 13 años, según el lugar donde vivan. La vacuna también se ha ofrecido a los niños desde 2019.

Ilustración del útero de una mujer
Unas 300.000 mujeres mueren cada año a causa del cáncer de cuello uterino, que es causado por el VPH.

La vacuna contra el VPH solo puede prevenir una infección, no puede eliminar el virus del cuerpo una vez que se ha contraído.

Los virus están tan extendidos que la vacunación debe dirigirse a los menores antes de que se vuelvan sexualmente activos.

El estudio, publicado en la revista científica The Lancet, analizó lo que sucedió después de que se introdujera la vacuna para las niñas en Inglaterra en 2008.

Esas chicas ahora son mujeres de 20 años. El estudio mostró una reducción en los crecimientos precancerosos y una disminución del 87% en el cáncer de cuello uterino.

"El impacto ha sido enorme", dijo el profesor Peter Sasieni, uno de los investigadores que llevó a cabo el estudio en el King's College de Londres.

Las reducciones fueron menos dramáticas cuando se vacunó a adolescentes mayores, como parte de una campaña para ponerlas al día.

Esto se debe a que menos adolescentes mayores decidieron darse la vacuna, y es posible que ya hayan sido sexualmente activas.

En conjunto, el estudio estimó que el programa de vacunación previno alrededor de 450 cánceres y 17.200 precánceres.

El profesor Sasieni dijo que eso es "solo la punta del iceberg", porque los vacunados aún son jóvenes para contraer cáncer, con lo que los números solo aumentarán con el tiempo.

"Les pedí que me salvaran por mis hijos"

Laura Flaherty
Laura Flaherty

Laura Flaherty fue diagnosticada con cáncer de cuello uterino este año, a la edad de 29, después de posponer un test de Papanicolau.

"La vacuna contra el VPH no se había implementado cuando yo estaba en la escuela", dice.

"Me diagnosticaron después de un Pap de rutina. Lo había pospuesto durante cuatro meses y, aunque no habría cambiado mi diagnóstico, solo muestra lo importante que es mantenerse al día con los exámenes.

"Me dijeron que tenía células anormales y di positivo para el VPH. Un estudio adicional reveló que tenía cáncer de cuello uterino en etapa uno, por lo que me realicé una histerectomía.

"Me sentaron en una habitación y me dijeron: 'Lo siento mucho, es cáncer'. Tengo dos niños pequeños y les dije 'Necesito que me salven, ellos necesitan que los cuide'.

"Fui a mi Pap en febrero de este año y me dijeron que estaba libre de la enfermedad en agosto. Siempre me siento tan afortunada de estar aquí", cuenta.

Por el momento, se insta a las mujeres a hacerse un Papanicolau cada tres a cinco años para detectar el cáncer de cuello uterino.

Pero Sasieni dijo que "definitivamente" es necesario replantearse el esquema después de estos resultados.

"Debería ser una llamada de atención para los responsables políticos, las mujeres leerán esto y pensarán '¿por qué debería hacerme una prueba de detección?', me dijo.

"Espero que repensemos un nuevo programa de detección, dos o tres veces en la vida, y sigamos examinando a las mujeres que no han sido vacunadas".

Una mujer durante una visita médica
Las mujeres que no se vacunaron deben seguir realizando estudios de detección periódicos, pero las vacunadas capaz podrían hacerse dos o tres Paps a lo largo de su vida, estiman los expertos.

Esta no es la última palabra sobre la vacuna contra el VPH. Todavía hay dudas sobre cuánto dura la protección y si es necesario un refuerzo para la mediana edad.

También hay más de 100 tipos de virus del papiloma humano.

Reino Unido comenzó utilizando una vacuna que protege contra dos de ellos y está a punto de introducir una nueva que protege contra nueve virus, incluidos los principales que causan verrugas genitales.

Los virus que causan cáncer causan cambios peligrosos en el ADN de las células infectadas, que las transforman en cáncer.

Esto puede ocurrir en cualquier tejido infectado.

Los virus se pueden transmitir a través del sexo vaginal, oral y anal, por lo que también están relacionados con el ano, el pene y algunos cánceres de cabeza y cuello.

Sin embargo, el 99% de los cánceres de cuello uterino son causados por virus del papiloma humano.

La doctora Vanessa Saliba, epidemióloga consultora de la Agencia de Seguridad Sanitaria de Reino Unido, señaló que los hallazgos fueron "notables" y mostraron que la vacuna "salva vidas al reducir drásticamente las tasas de cáncer de cuello uterino entre las mujeres".

Michelle Mitchell, directora ejecutiva de Cancer Research UK, afirmó: "Es un momento histórico ver el primer estudio que muestra que la vacuna contra el VPH ha protegido y seguirá protegiendo a miles de mujeres frente al desarrollo de cáncer de cuello uterino".

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente