Alemania | Los Verdes abogan por la moderación para captar más votantes

·2 min de lectura

Dinkelsbühl, que ostenta el título de ciudad antigua más bella de Baviera (Alemania) es tradicionalmente un bastión de los conservadores. Pero esta vez, tras 16 años bajo el mandato de la canciller conservadora Angela Merkel, los jóvenes políticos verdes Katharina Sparrer y David Schiepek creen que ha llegado el momento de cambiar.

"Hemos vivido 16 años de parón, parón en la protección del clima y en la justicia social. Tenemos que ponernos al día en estos temas", asegura Sparrer de la Alianza 90 del Partido Verde.

Durante la campaña electoral se encuentran con personas que ven con buenos ojos el cambio verde, pero también se enfrentan al rechazo. Uno de los reproches más frecuentes es que los Verdes es un partido al que le gusta prohibir cosas.

"No agrada la cuestión de quién debe pagar tampoco el tema de las prohibiciones, a menudo tenemos que explicar: 'no, puedes seguir usando tu coche diésel', 'no, aquí en el campo no va a ocurrir que ya no puedas ir de A a B'. Nosotros confiamos en el transporte público, en la expansión del transporte público, en una red ferroviaria que funcione y en buenos carriles de bici", señala Sparrer.

Para David Schiepek, estos comicios son acerca del clima porque es la última oportunidad para cambiar de rumbo y asegurarse de que Alemania alcance sus objetivos climáticos.

"Personalmente, tengo miedo de vivir en un futuro en el que, a causa de las crisis ecológicas, del cambio climático, ya no seré libre ni podré vivir en un ecosistema intacto y digno de ser vivido, y por eso una política verde, una política orientada al futuro, protege nuestra libertad en lugar de ponerla en peligro".

En la lucha contra el cambio climático cada día cuenta, por eso David Schiepek junto con la ONG 'Acción medioambiental Alemania', ha demandado al Estado de Baviera.

"Motivado por el éxito de la demanda climática contra la Ley Federal de Protección del Clima, acabo de comprobar que es legalmente posible exigir la protección del clima como un derecho certificado de nuestra generación", detalla Schiepek.

Su argumento es que la actual ley bávara de protección del clima no es lo suficientemente precisa y, por tanto, es ineficaz:

"Por ley, debemos especificar para qué año en concreto queremos haber conseguido x cantidad de ahorro de CO2 y en qué sector, por ejemplo, en el transporte, en comparación con 1990. Porque solo cuando hayamos especificado legalmente estas vías de reducción podremos, la economía y la sociedad, planificar qué medidas deben tomarse y cuándo."

Para Katharina y David se trata de algo más que de política, para ellos está en juego el futuro de su generación.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente