Alemania toma medidas para reducir el consumo de gas y afrontar el frío invierno

·1 min de lectura

La agresión que Rusia está llevando a cabo en Ucrania puede que esté lejos, pero ya está afectando a Alemania. En Colonia, administraciones y ciudadanos están tomando medidas para reducir el consumo de energía. En este bloque de apartamentos, el conserje baja la caldera unos grados. El mensaje está empezando a calar en la población, pero algunos no están contentos con el Gobierno.

Paul Wieland, residente de Colonia, señala: "Creo que nuestro Gobierno se volvió demasiado dependiente de varios países y este es ahora el gran problema al que nos enfrentamos. Dependemos de ellos y ahora tenemos que pagar por lo que nuestro Gobierno ha hecho".

En otro lugar de la ciudad, los responsables de una piscina al aire libre han dejado de calentar el agua.

Nicole Metzinger, residente de Colonia, destaca: "Me gusta el frío, estoy contenta con él. Pero sé que mucha gente no estará conforme".

El suministro de gas de Rusia a Alemania ha caído en picado en los últimos días... Las autoridades temen que pueda reducirse aún más en los próximos meses

Thorsten Zimmermann, de la Cámara de Comercio de Colonia apunta: "El problema actual es la gran incertidumbre (sobre) lo que ocurrirá después. Dependemos en gran medida del suministro de energía y de las decisiones políticas que se tomen en Moscú. Es una situación que nunca habíamos visto".

Entre la reducción del suministro de gas y el aumento de los costes energéticos, Alemania -y otros países europeos- se enfrentan a la posibilidad de un invierno marcado por el malestar de la población.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente