ALEMANIA | El SPD invita a verdes y liberales a negociar la formación de un Gobierno

·1 min de lectura

No será un camino de rosas, aunque el socialdemócrata Olaf Scholz las lleva consigo mientras camina con paso firme hacia la cancillería tras la victoria de su partido en las elecciones legislativas que celebró Alemania el pasado domingo. El líder del SPD quiere empezar a negociar cuanto antes con otros partidos la formación de un nuevo gobierno. La primera parada, en el semáforo: Scholz apuesta por una coalición roja-verde y amarilla, el color de los liberales.

- "Hemos invitado a Los Verdes y al FDP a mantener conversaciones exploratorias esta semana, si quieren", anunciaba Rolf Muetzenich, jefe del grupo parlamentario del SPD.

También le han llegado flores, dialécticas, desde la conservadora CSU, la rama bávara de la CDU de Angela Merkel. Su líder, Markus Soeder ha felicitado a Scholz por la victoria y ha dicho que tiene prioridad para intentar formar gobierno. Palabras que chirrían en los oídos del líder de la CDU, Armin Laschet, que aún no ha renunciado oficialmente a intentar suceder a Angela Merkel al frente del país. Sin embargo, el malestar en el seno de su formación es evidente tras cosechar el peor resultado de su historia: un 24,1% de los votos, 1,6 puntos menos que el SPD.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente