Alemania | Frente al chantaje ruso, el Gobierno reabre sus centrales nucleares

·1 min de lectura

Crece la presión sobre Alemania por parte de la Unión Europa para que posponga su deseo de abandonar la energía nuclear.

Este lunes, el gigante energético ruso Gazprom anunció que limitaría los suministros energéticos a Europa, a través del gasoducto Nord Stream 1, al 20%. La decisión ha sembrado el pánico en la UE.

Ahora la Comisión busca alternativas, como el acuerdo de reducir un 15% el consumo de gas, y presiona a los gobiernos comunitarios que tengan recursos energéticos, como Alemania, a utilizarlos con sus vecinos.

Robert Habeck, ministro Federal de Economía y Protección del Clima de Alemania dijo que la cifra del 15% se basa en lo que se pierde de los suministros rusos a Europa, pero que algunos países, entre ellos Alemania, deberían intentar hacerlo mejor.

Pese a que el Gobierno Federal pretendía cerrar la última central nuclear a finales del 2022, su postura ha dado un giro de 360 grados.

Se habla de prolongar el uso de las tres centrales nucleares que siguen activas en el país germánico. Éstas suministran alrededor del 6% de la electricidad generada en Alemania.

Varios países de la UE, como Francia, Rumanía, Eslovaquia y Hungría piden a Alemania que sigua utilizando sus centrales nucleares.

En un contexto en el que hay una convicción generalizada de que Rusia acabará cortando por completo el suministro de energía, la Comisión ha clasificado la energía nuclear y el gas natural como actividades transitorias que "contribuyen a la protección del clima".

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente