Alemania: al menos un fallecido y tres heridos deja tiroteo en Universidad de Heidelberg

·2 min de lectura

Un hombre armado irrumpió en la universidad de Heidelberg asesinando al menos a una persona e hiriendo a otras tres en un tiroteo en una de las salas de conferencias de la universidad. Las fuentes policiales apuntaron que el sujeto se suicidó después del ataque y apuntan a que podría no tener ninguna motivación política o religiosa.

La Universidad alemana de Heidelberg sufrió un ataque en sus aulas. El asesino fue identificado como un un hombre de 18 años que iba armado con dos fusiles de asalto y que atacó una de las aulas del centro, donde se estaba impartiendo una clase de Biología.

Durante el ataque, el sujeto disparó contra varios alumnos, matando a una mujer de 23 años e hiriendo a otros tres estudiantes, alguno de los cuales presenta un cuadro hospitalario grave. Se desconoce si las víctimas eran objetivos definidos o si el atacante disparó indiscriminadamente.

Lo único de lo que es consciente la policía es que el asesino, que era alumno de esa misma universidad nunca había tenido clase en ese aula ni con esos alumnos, pero que minutos antes del ataque escribió en WhatsApp sobre la necesidad que tenía de "castigar a la gente".

El episodio registrado en el aula fue muy rápido y poco después el agresor salió huyendo del lugar y, aunque se cruzó con varios policías, logró evadirlos sin enfrentar un tiroteo con ellos.

El portavoz policial, Stefan Wilhelm, se apresuró a comunicar a los medios locales que la policía no fue la encargada de terminar con la vida del atacante, sino que fue el sospechoso mismo quien decidió suicidarse tras su huida. Las investigaciones recogieron que utilizó una de sus armas para hacerlo cuando se sintió acorralado en las inmediaciones del jardín botánico de la facultad.

Las autoridades confirmaron tener la situación bajo control, luego de que hubiesen emitido una alerta para que la gente evitara el área de Neuenheimer Feld de Heidelberg, donde se encuentra el campus universitario. Durante varias horas la zona estuvo acordonada por el miedo a que pudiera existir un cómplice, algo que finalmente no ocurrió.

Todo parece indicar que detrás de lo sucedido no hay motivos religiosos o políticos concretos. El asesino no tenía ningún tipo de antecedente y se sabe que las armas que tenía habían sido compradas en el extranjero, ya que ni él ni nadie de su familia tenían permiso de armas.

Tras el ataque se produjeron las primeras reacciones. El canciller alemán, Olaf Scholz, afirmó que esta situación le "rompió el corazón", en referencia al dolor causado.

Se espera que la policía amplíe la información así como el estado de las personas heridas. Para este lunes a la noche, hora alemana, se espera que por medio de una conferencia de prensa se amplíe toda la información.

Con AP y EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente