Alemania asegura que la ultraderecha es la "principal amenaza" para su seguridad

Marina Velasco
·Redactora, El HuffPost
·2 min de lectura
Una manifestación de neonazis frente a la puerta de Brandemburgo, en Berlín (Alemania) el 20 de marzo de 2021. (Photo: Sean Gallup via Getty Images)
Una manifestación de neonazis frente a la puerta de Brandemburgo, en Berlín (Alemania) el 20 de marzo de 2021. (Photo: Sean Gallup via Getty Images)

La ultraderecha representa la principal amenaza para la seguridad en Alemania, según ha reconocido este martes el ministro de Interior germano, Horst Seehofer, constatando que los delitos con esa motivación han alcanzado un máximo histórico.

En 2020 se registraron 23.604 delitos de motivación ultraderechista, lo que representa un aumento del 5,65% con respecto a 2019, resumió Seehofer al presentar el último informe anual que da cuenta de los delitos con motivación política.

Además, más de la mitad de los delitos motivados políticamente corren por cuenta de la ultraderecha mientras que el resto se lo reparten la ultraizquierda, el islamismo e ideologías de origen extranjero.

Los delitos de la ultraderecha alcanzan su nivel máximo desde que se empezaron a llevar las estadísticas Horst Seehofer, ministro de Interior alemán

“Los delitos de la ultraderecha alcanzan su nivel máximo desde que se empezaron a llevar las estadísticas. La ultraderecha es la principal amenaza para la seguridad de nuestro país”, sentenció Seehofer ante la prensa.

“Hay una huella de sangre que atraviesa Alemania”

El ministro ha apuntado el dato de que 3.365 de los casos registrados habían sido delitos de violencia.

“Hay una huella de sangre que atraviesa Alemania”, ha señalado Seehofer, que ha aludido al atentado de Hanau (centro de Alemania) en febrero de 2020, en el que nueve personas fueron asesinadas por un ultraderechista.

“Ese fue el tercer atentado ultraderechista en pocos meses después del ataque a la sinagoga de Halle y asesinato de Walter Lübcke”, recordó el ministro.

En junio de 2019 un neonazi asesinó al político local Lübcke por su defensa de la política de refugiados, un crimen que conmocionó al país.

El 9 de octubre de 2019 otro ultraderechista había intentado irrumpir armado en la sinagoga de Halle (este del país) y, al no conseguirlo, mató a dos personas en la calle.

&ldq...

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.