Alemania anuncia más restricciones ante el avance de ómicron

·3 min de lectura
Berlín (Alemania), el 21 de diciembre. (Photo: Abdulhamid Hosbas/Anadolu Agency via Getty Images)
Berlín (Alemania), el 21 de diciembre. (Photo: Abdulhamid Hosbas/Anadolu Agency via Getty Images)

El canciller alemán, Olaf Scholz, ha advertido este martes de que en cuestión de semanas la variante ómicron del coronavirus será la dominante en Alemania, por lo que será preciso limitar los contactos personales, también para los vacunados, a partir del 28 de diciembre.

El líder alemán ha acordado con los poderes regionales restringir las reuniones a un máximo de diez personas, sin contar los menores de 14 años, mientras que los grandes acontecimientos, como partidos de fútbol, serán sin público.

Clubes nocturnos y discotecas quedarán cerrados en todo el país y está prohibido todo evento público que incluya bailar.

“A la cuarta ola actual seguirá la quinta”

Las medidas adoptadas hace unas semanas, por las que se ampliaron las restricciones especialmente a los no vacunados, “han surtido efecto”, afirmó Scholz, ya que se ha logrado reducir la incidencia de nuevos contagios y se ha distendido la situación en los hospitales.

Sin embargo, hay que partir de la base de que “a la cuarta ola actual seguirá la quinta” debido a la expansión de la variante ómicron que, recordó, ya es la dominante en países como Reino Unido y Dinamarca.

Ante esa situación, hay que plantearse nuevas medidas, que no será preciso aplicar, dijo, en las próximas fiestas de Navidad, aunque sí inmediatamente después.

“El comportamiento responsable de la mayoría de las familias” ha demostrado que en las fiestas “no se aceleran los contagios”, sostuvo el canciller, que justificó así la decisión de no aplicar esas medidas de forma inmediata.

La reunión entre Gobierno federal y los Länder se produjo poco después de que el Instituto Robert Koch (RKI) de virología apremiara a reducir de manera inmediata los contactos y evitar los viajes no esenciales.

La Comisión Permanente de Vacunación (Stiko), adscrita al RKI, recomendó por su parte la aplicación de la dosis de refuerzo a los tres meses de haber recibido la pauta completa, en lugar de los seis meses que hasta ahora se contemplaban.

Actualmente, la tasa de población con la pauta completa es del 70,4%, mientras que la de ciudadanos con la dosis de refuerzo, necesaria para mejorar la protección frente a esa variante, es del 32,6%.

El riesgo de contagio para el grupo de los no vacunados es muy alto, para los vacunados con la pauta completa es alto y para los vacunados con la dosis de refuerzo es moderada

Scholz insistió en que el objetivo es lograr que dos tercios de la población tengan la dosis de refresco en las próximas semanas. La campaña de vacunación no se detendrá durante el receso navideño, aseguró el canciller, y el plan a corto plazo es lograr inyectar 30 millones de dosis hasta finales de enero.

Según el RKI, los primeros análisis apuntan a que ya a principios de enero la mayoría de contagios en Alemania se atribuirán a la variante ómicron y que estos ascenderán a varias decenas de miles.

A pesar del descenso de nuevos contagios de la cuarta ola debidos a la variante delta, las hospitalizaciones y la presión en las ucis sigue a un nivel muy alto.

De no lograr frenar la dinámica de la inminente ola causada por ómicron es de esperar que se produzca una saturación de las estructuras de atención sanitaria, advirtió el RKI.

“El riesgo de contagio para el grupo de los no vacunados es muy alto, para el grupo de sanados y vacunados con la pauta completa (dos veces) es alto y para el grupo de vacunados con la dosis de refuerzo (tres veces) es moderada”, según el RKI.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente