Alemania | Un análisis lúdico digital moviliza a millones de votantes a las urnas

·2 min de lectura

Este domingo, Alemania elegirá un nuevo parlamento. Más de 60 millones de personas están llamadas a votar el 26 de septiembre. Cada ciudadano tiene dos votos.

El primer voto es para un candidato de su circunscripción. Cada partido nomina a una persona. Quien obtenga más votos recibe un mandato directo y entra en el Bundestag. El resultado son 299 diputados, por lo que todas las regiones están representadas en el Parlamento.

El segundo voto es para un partido político. Es aún más importante que el primer voto, porque decide la composición del Parlamento. Sobre eso conversamos con Daniel Kraft, director de la Agencia Federal de Educación Cívica.

Pregunta. ¿Has puesto la página web Wahl-O-Mat en línea para ayudar a la gente a tomar una decisión. ¿Cómo funciona?

Respuesta. En Wahl-O-Mat comparamos nuestra propia posición con la de los partidos políticos. Un total de 38 de ellos participaron en Wahl-O-Mat. Haces clic en esta aplicación y te vas comparando con sus posiciones y tesis, y al final te dicen qué partido se acerca más a tu opinión.

P. ¿Cuántas personas han participado hasta ahora?

R. Se puede decir que Wahl-O-Mat se ha convertido en una actividad muy popular. En las últimas elecciones federales alrededor de una cuarta parte de los votantes con derecho a voto la usó. La utilizaron 15,7 millones de personas. Es un gran éxito que un servicio de información de este tipo, que no hace más que analizar cuestiones, sea tan popular. Esto demuestra que si se aborda la política de forma lúdica, de repente incluso los programas de los partidos se hacen apasionantes y merece la pena leerlos.

Cuarenta partidos se presentan a las elecciones federales. Hay al menos 598 diputados en el Bundestag. Por tanto, la cuota de los partidos se decide en una segunda votación.

Si un partido consigue el 30% de los votos, obtiene al menos el 30% de los escaños, pero sólo si supera la barrera del 5%; de lo contrario, los votos se pierden.

Ahora es el momento de la distribución de los escaños: primero es el turno de los candidatos que fueron elegidos directamente. Luego los que figuran en las listas nacionales.

Sin embargo, si la distribución de escaños no coincide con la proporción de segundos votos, hay escaños de ajuste hasta que la proporción sea correcta. Como resultado, siempre hay más diputados en el Bundestag que los 598 escaños: por ejemplo, en 2017, hubo 709 diputados. Esta vez, se espera que haya incluso más.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente